Listin Diario Logo
18 de septiembre 2020, actualizado a las 12:53 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República sábado, 15 de agosto de 2020

Panorama político

EE.UU no asimiló el paso diplomático hacia China

  • EE.UU no asimiló el paso diplomático hacia China
GUARIONEX ROSA
Santo Domingo, RD

 El presidente Medina deja el poder que ha ejercido durante ocho años con el país enfermo del COVID-19 aunque en paz, que él se vanagloria en reclamar porque siempre respetó los derechos huma­nos y lo que decían sus opo­sitores, que lo fustigaron sin descanso.

Medina tenía la econo­mía del país agarrada por una cuerda, con un creci­miento envidiable de 5%, superior a la mayoría de los países de América Latina y los Estados Unidos, hasta que la pandemia lo trastor­nó todo, mató a centenares y esparció la paranoia.

Con luces y sombras, mucha ayuda a los agricul­tores, la construcción de escuelas y hospitales por todas las provincias, la en­trega de fondos a tasas blandas para los cultivos en el campo y la construcción de Planta Catalina, el go­bernante saliente reclama notas altas.

Medina restableció re­laciones con China previo a unas conversaciones se­cretas que se llevaron a ca­bo en varios países y que los servicios de seguridad nor­teamericanos no detecta­ron, y logró por primera vez un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Estados Unidos nunca asimiló ese paso diplomáti­co con China que al parecer creía debía consultársele. El gobernante dominicano instruyó a la Cancillería a informarle casi simultánea­mente a la apertura de las relaciones en Santo Domin­go y Pekín.

El cumplido diplomáti­co no fue suficiente y desde ese momento el gobierno del país del Norte se dispu­so hacerle la vida imposible al de Medina y mostrar clara­mente señales de que no ve­ría bien su reelección en los comicios del presente año.

Pompeo en visita
Cosa extraña hasta para los que desconocen los tejema­nejes de la diplomacia es que el mismo secretario de Esta­do Pompeo, quien pidió hace poco a los norteamericanos no visitar República Domini­cana, estará presente maña­na en la juramentación de Luis Abinader.

Se especula que el gobier­no de Trump ha instruido a Pompeo para advertir a la RD sobre las relaciones con Chi­na y las cercanías de Vene­zuela y Cuba, lo que buscaría ralentizar los negocios con el primer país. Aquí no se toma en cuenta que las elecciones de noviembre venidero las pudiera ganar el demócrata, Joe Biden y reordenar la polí­tica exterior.

Medina no necesitaba el aparente desfavor de los nor­teamericanos para llevar su propósito de reelección co­mo carga liviana. En el frente interno se armó una conjun­ción de enemigos y adver­sarios de todo tipo que sacó gente a las calles y contribu­yó a torcer su brazo, pero so­bre todo, su partido de la Li­beración Dominicana, PLD, se dividió.

Con un manifiesto verbal
mientras inauguraba un hos­pital en Neyba, el saliente je­fe de estado aseguró que pa­só con notas sobresalientes, aunque sus contrarios pre­paran desde ya expedientes e investigaciones sobre la co­rrupción que le atribuyen a los dos cuatrienios.

La corrupción lo dañó
Se atribuye generalmen­te a la corrupción el que un presidente que comenzó en­viando un mensaje de acer­camiento a los más humildes del campo mediante sus “vi­sitas sorpresa”, tuviera que saber de escándalos que nun­ca fueron a la justicia o están pendientes en las cortes.

La creencia muy exten­dida es que algunos funcio­narios se excedieron en sus funciones e hicieron de las posiciones encargadas feu­dos particulares. A Medina se le atribuye demasiado gene­rosidad con ellos aunque ex­hibían la riqueza que no te­nían al llegar al poder.

Los casos de la ODEBRE­CHT y de la OISOE, que construía obras públicas en todo el país con un tramado de corrupción que sobresalió cuando un arquitecto se ma­tó en su local porque estaba acosado por deudas que la institución no honraba, cau­só conmoción.

Con la ODEBRECHT, una trama de corrupción interna­cional, se reveló la capacidad de los contratistas de aumen­tar los presupuestos a fin de complacer a los funcionarios responsables de asignar las obras y a legisladores. Ahí sa­lieron a relucir nombres que obraban en la sombra.

Aunque buena parte de los acusados por ese caso de la multinacional brasileña fueron llamados a la justicia y penden de la continuación de los juicios, al gobierno le cayó la vergüenza de un caso que llevó a presidentes y fun­cionarios a la cárcel en otro países.

La corrupción en la cons­trucción de escuelas públi­cas, de útiles escolares, pu­pitres y alimentos para los niños, dejó en claro que la lucha por el 4% para la edu­cación fue aprovechada por “sabios”. Una persona vendió por 47 millones de pesos un solar sin título.

Aeropuerto conflictivo
A último momento el ré­gimen de Medina aprobó la construcción de un aero­puerto en Bávaro, en el ve­cindario de Punta Cana, que tiene la terminal más activa del país, en medio de apa­riencias sobre negociados en los trámites según publicó la prensa y dice el rumor públi­co.

La empresa Grupo Abrisa, publicó un extenso comuni­cado para tratar de explicar la operación liberando al pre­sidente Medina de cuestiona­mientos. Sus argumentos se dirigieron más bien a desca­lificar al Grupo Punta Cana y su aeropuerto, sin conseguir respuesta.

La gente criticaba en voz alta y baja el boato que exhi­bían funcionarios del gobier­no saliente, una repetición o mala costumbre de los an­teriores; compraban yipetas con los fondos públicos, pa­gaban cuentas voluminosas en restaurantes caros y viaja­ban en primera clase.

Lo primero que hacía un alcalde en el interior del país tras posesionarse del cargo era pedir su vehículo grande con lo que pretendían mos­trar superación. Algunos de ellos perdieron en las eleccio­nes municipales sin que los analistas pudieran encontrar la explicación.