Listin Diario Logo
24 de septiembre 2020, actualizado a las 12:07 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República jueves, 13 de agosto de 2020

Enfoque

Misión cumplida

  • Misión cumplida
Miguel Vargas Maldonado
Santo Domingo, RD

 Avanzamos significativa­mente en la implementa­ción de la di­plomacia comercial con la realización de tres encuen­tros regionales en el exte­rior, con los representantes diplomáticos dominicanos, a fin de poner en marcha las agregadurías comercia­les responsables de atraer inversiones y capitales ex­tranjeros, además de bus­car nuevos mercados para nuestras exportaciones.

Se basan estos esfuer­zos en la Estrategia de Ne­gociaciones Comerciales de la República Dominicana, un instrumento indispen­sable para el adelanto y de­fensa de nuestros intereses que adoptamos en 2018, en consenso con el sector pro­ductivo nacional. Impulsa­mos acuerdos parciales de comercio y/o revisión de los ya existentes con Cura­zao y Panamá, entre otros y exploramos nuevas vías de relaciones comerciales con los Emiratos Árabes Uni­dos, Brasil y el Reino Uni­do luego del Brexit, al igual que varios acuerdos conjun­to de comercio e inversión con más de veinte (20) paí­ses. En este mismo propósi­to, establecimos una nueva ruta marítima con Curazao, en beneficio de nuestros ex­portadores y productores.

Otro logro importante lo constituye el hecho de que los dominicanos, con su pa­saporte y sin necesidad de visado, producto del traba­jo y esfuerzo de nuestra ges­tión, pueden ingresar ahora a treinta y siete (37) países, lo que sin duda ha deriva­do en una revalorización de nuestro documento de viaje y ampliado el horizonte de quienes pueden viajar al ex­terior.

En consonancia con la meta que nos trazamos al inicio de nuestra gestion de modernizar, simplificar y agilizar los servicios ofreci­dos por el MIREX a la ciuda­danía, implementamos un nuevo sistema de apostilla de documentos en línea, do­tado de amplias medidas de seguridad, integrado con las instituciones del Estado que emiten documentos oficia­les. Fue un arduo trabajo de más de 2 años con el apoyo y cooperación del gobierno de Colombia. Este logro consti­tuye un importante avance que nos coloca al nivel de los países más desarrollados de la región y del mundo.

Creamos el Índice de Go­bernanza Migratoria, instru­mento de aplicación interna­cional, que otorga un marco comparativo con países de distintos espectros socioeco­nómicos y de distintas cate­gorías de flujos migratorios.

También lanzamos el Plan Nacional de Acción contra la Trata de Personas y el Tráfi­co Ilícito de Migrantes 2017-2020 y el Plan Nacional de Derechos Humanos, este úl­timo con la cooperación de la Unión Europea.

Implementamos el Pro­grama Cielo RD, un seguro dirigido a la comunidad do­minicana en el exterior que permite a nuestros compa­triotas contar con las facilida­des para repatriar los restos mortales de sus familiares.

En ese mismo orden se inscribe la apertura de las ofi­cinas del Instituto de Domi­nicanos y Dominicanas en el Exterior (INDEX), ya repre­sentado en once (11) ciuda­des donde se encuentra con­centrada la mayor presencia de nuestra diáspora. Particu­lar satisfacción me ha produ­cido la creación del Premio al Inmigrante Dominicano Sr. Óscar de la Renta para re­conocer a los miembros más distinguidos de nuestra diás­pora, y que lleva ya dos edi­ciones. Uno de los propósi­tos primordiales de nuestra diplomacia es la protección de nuestra diáspora, pero también de reconocerle sus aportes y tratar de mantener­la vinculada a los valores pa­trios.

Innovamos con la crea­ción de unidades especiales de diplomacia gastronómi­ca junto al Ministerio de Tu­rismo y el Grupo Inicia, pa­ra promover la cocina criolla y nuestros productos en el mundo. De igual forma, crea­mos la Diplomacia Científica, Tecnológica y de Innovación Empresarial, contribuyendo de esta forma al intercambio de conocimientos y a fortale­cer las universidades y secto­res empresariales.

Acercamos el MIREX a la sociedad y de ahí el estable­cimiento de varias alianzas público-privadas, sin pasar por alto los acuerdos inte­rinstitucionales con diversas agencias públicas que de una manera u otra tienen que ver con el exterior.

La formación de nues­tros futuros diplomáticos fue una prioridad para la gestión que encabezamos, en este sentido nuestro Ins­tituto de Educación Supe­rior Especializado en Forma­ción Diplomática y Consular (INESDyC), realizó cuatro graduaciones de Maestrías en Diplomacia y Servicio Consular, Diplomacia Co­mercial y numerosos diplo­mados. Asimismo, firmamos acuerdos con diversas uni­versidades y academias na­cionales e internacionales.

En provecho de nuestros funcionarios en el exterior, logramos implementar el se­guro internacional de salud, una verdadera conquista que satisface un anhelo de varias décadas.

Como parte de los avan­ces en la modernización, du­rante nuestra gestión dise­ñamos un nuevo y moderno carnet de identificación pa­ra los diplomáticos, cónsules y sus familiares acreditados ante nuestro gobierno, con robustas medidas de seguri­dad.

Además, la planta física de MIREX luce hoy más es­plendorosa gracias a los tra­bajos de renovación que aco­metimos y a la construcción del edificio de tecnología y comunicación, un moderno parqueo de superficie y sote­rrado y un sofisticado centro de convenciones. Implemen­tamos la primera fase del proyecto de dotación de tec­nología, adecuada para me­jorar todo el sistema digital de la Cancillería incluyendo sus embajadas y consulados.

Es importante destacar la ardua labor de fortalecimien­to institucional que ha desa­rrollado este ministerio. El MIREX ha dado pasos firmes en estructura organizacional, manual de funciones, cum­plimiento exitosamente con los lineamientos del sistema de monitoreo de administra­ción pública, evaluación por desempeño de los servido­res, entre otros importantes ámbitos. Este ha sido un es­fuerzo, con la participación de todos, ya que hemos in­corporado las direcciones, departamentos y estructuras operacionales, a manera de recoger el sentir y necesida­des de los servidores y usua­rios del MIREX. Sin lugar a dudas, la institución se ha ro­bustecido y consolidado, in­corporando nuevas prácticas a nuestro proceso de moder­nización y adecuación a las realidades internacionales.

Nos correspondió la ac­tualización e implemen­tación de la base legal del Ministerio de Relaciones Ex­teriores con la ley orgánica 630-16 y su reglamento, im­plicando también dicha ley una ampliación de la estruc­tura orgánica de la Cancille­ría. Realizamos importantes publicaciones durante nues­tra gestión, dentro de las que podemos citar: 4 ediciones de las Memorias de gestión institucional 2016-2020, las Memorias de Gestión 2019 como Miembro No Perma­nente del Consejo de Seguri­dad de las Naciones Unidas, la Base Legal de este Minis­terio de Relaciones Exterio­res, la Carta Compromiso al Ciudadano del Ministe­rio de Relaciones Exteriores, dos ediciones de mis Discur­sos como Ministro de Rela­ciones Exteriores, la Historia del Ministerio de Relaciones Exteriores 1844-2000, entre otras.

La pandemia ha signifi­cado nuevos desafíos para el Ministerio de Relaciones Exteriores, a los cuales he­mos respondido con pronti­tud. Logramos el retorno de 7,293 dominicanos desde cuarenta y dos (42) países en los cuales se encontraban varados a consecuencia de las restricciones de fronteras por el Covid-19. En el Marco de la Cooperación desde el inicio de la pandemia, toca­mos las puertas de varios paí­ses con los que hemos creado vínculos fuertes y recibimos importantes cooperacio­nes de India, China, Emira­tos Árabes Unidos, Turquía, la Federación de Rusia, Ja­pón, Catar, Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá y la empresa Mabe, de México. Una vez más, nuestro agra­decimiento a esos países por su muestra de solidaridad.

Debo agradecer al exce­lente equipo de colaborado­res que estuvieron conmi­go durante estos cuatro (4) años en el Ministerio de Re­laciones Exteriores, a los in­tegrantes del servicio exterior dominicano, al cuerpo diplo­mático y consular acredita­do en el país, a todos mis co­legas en las naciones amigas, al presidente Danilo Medi­na, a mi familia y, sobre todo, a Dios, que me ha permitido una vez más servir a mi país desde una posición pública.

A las nuevas autorida­des y al canciller designa­do Roberto Álvarez, les de­seo éxito. Con gran orgullo concluyo mi gestión y dejó un legado que pertenece al país y a todos los dominica­nos, con la profunda satisfac­ción de poder decirles hoy: MISIÓN CUMPLIDA.

El autor es Canciller de la República


Más en La República