Listin Diario Logo
08 de abril 2020, actualizado a las 12:39 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República sábado, 22 de febrero de 2020

MADERA ARIAS

Juez de instrucción del TSE dice investigación sabotaje elecciones empezó coja

  • Juez de instrucción del TSE dice investigación sabotaje elecciones empezó coja
Wanda Méndez
Santo Domingo, RD

El Juez del Tribunal Superior Electoral (TSE), Ramón Arístides Madera Arias,  consideró que el presunto sabotaje que motivó la suspensión de las elecciones municipales del 16 de febrero no puede quedar impune, porque al pueblo hay que respetarlo. 

Madera Arias, quien fue designado juez de la instrucción especial para los casos delitos electorales, planteó que ese hecho  amerita una explicación y una investigación de toda la Junta Central Electoral (JCE), porque entiende que es el órgano responsable de lo ocurrido.

“Entendemos que al producirse un hecho de esa naturaleza el caso amerita una profunda investigación, y que la misma debe ser a la JCE, de cuerpo entero, cabeza, tronco y extremidades, comenzando por la cabeza e investigar adentro, porque si el órgano es totalmente independiente, indiscutiblemente que nadie lo va a manipular, no importa quienes intenten hacer fraude, porque corrompen al que se deja corromper, y a la vez manejan al que se deja manejar”, señaló.

El magistrado del TSE hizo esa valoración durante la audiencia en la que conoció, como juez de la instrucción, una acción de habeas corpus que interpuso el técnico de la empresa Claro, Manuel Antonio Regalado, antes de que el ministerio público dispusiera su libertad.

“El 16 de febrero hubo una situación muy irregular, una violación a la Constitución de la República, que nunca se había dado en el país desde el 1844  en la República Dominicana que constituye una especie de golpe de estado institucional, que es un caso muy grave, porque hay que respetar el orden constitucional de la Republica Dominicana, es un hecho que amerita darle respuesta y satisfacción al pueblo dominicano como el soberano y depositario de la voluntad popular”, argumentó en la audiencia.

Sostuvo que la constitución le da independencia técnica administrativa y presupuestaria tanto el TSE como a la JCE, y que por eso la Junta está en la obligación de blindarse y de darle respuesta al pueblo de respeto a los derechos de la soberanía popular,  que se ejerce mediante el sufragio.

“Al no haber sucedido eso, se pone en juego la institucionalidad democrática, porque los derechos ciudadanos de elegir y ser elegible están muy por encima de los derechos fundamentales, porque si colapsa la democracia, colapsa el clima de paz, seguridad y de inversión, el derecho de transido no se garantiza, ni se garantiza el derecho a la vida, ni a la libertad de expresión y ni ningún otro derecho”, indicó.

Prisión irregular

Con relación al arresto del técnico de Claro,  entiende que se cometió un abuso y una arbitrariedad, al mantenerlo en prisión de forma irregular, violándole el derecho a la libertad  y a la seguridad personal, al  igual que al coronel Ramón Antonio Guzmán Peralta, quien también fue vinculado al sabotaje de las elecciones.

Al decidir el habeas corpus, el juez del TSE ordenó  al ministerio público, a la Policía Nacional, al Departamento Nacional de Investigaciones (DNI) y a cualquier otro órgano del Estado abstenerse de arrestar o de amenazar  con el arresto al técnico de Claro.

Dispuso que se le garantice su plena libertad y derecho al trabajo a Regalado, sin que en ningún momento haya lugar a interrupción de manera irregular.

Consideró que la investigación sobre ese hecho empezó coja o desproporcionada, porque se le imputaba la violación de otros hechos y no la violación de delitos electorales,  pero se mantuvo en prisión y arrestado sin una orden motivada y escrita por las autoridades competentes.

Sostuvo que el TSE es el garante de la democracia y  que por consecuencia asume la competencia para conocer todo lo concerniente a las imputaciones realizadas al técnico de Claro, por tratarse de delitos electorales.

La audiencia se celebró sin la presencia de representantes del Ministerio público, que antes habían dispuesto  la libertad pura y simple tanto del técnico de Claro como del coronel.


Más en La República