Listin Diario Logo
21 de febrero 2020, actualizado a las 01:27 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República sábado, 15 de febrero de 2020

Panorama político

Las redes sociales explotaron pifias de varios funcionarios

  • Las redes sociales explotaron pifias de varios funcionarios
GUARIONEX ROSA
Santo Domingo, RD

A pocas horas de la apertura de las urnas para las elecciones municipales que convoca la Junta Central Electoral, hay un elemento que merece ser destacado y es el papel de las redes sociales y cómo se han constituido en un factor de expresión, discernimiento y presión.

Tras revisar someramente el quehacer de los nuevos vehículos de comunicación, de diseminación de rumores y de fuerza en la opinión pública, se podría extraer la conclusión de que la insensatez es una constante en la vida política dominicana que afecta a todos.

La alarma, como si se tratara de un "coronavirus" del tipo que tiene al mundo en ascuas, se activa cuando funcionarios y candidatos oficialistas, para quienes la campaña electoral invoca responsabilidades mayores, una de ellas cuidar la imagen de su gobierno, olvidan su papel. 

Quizás no se han dado cuenta de que están frente a una oposición envalentonada y propensa a extremar las críticas por cualquier quítame esta paja. Los opositores han dejado que los escándalos de personajes del gobierno sean que hagan la campaña sucia por ellos.  

?Son virales los videos en  los cuales representantes de la administración pública esgrimen un discurso desaforado reminiscencia del quinto patio del barrio, reñidos con la templanza y sensibilidad políticas con que se desenvuelven el Poder Ejecutivo y otras entidades.  

Las amenazas, insultos y arengas que recuerdan las cavernas se hacen virales en tuits, WhatsApp, Facebook y las cadenas de correos electrónicos que asemejan engranajes de una maquinaria bien aceitada y a la que no siempre los encumbrados en el poder prestan atención.

 Varios escándalos
 Se diría que los escándalos en el presente período electoral no son muchos, pero la compra multimillonaria hecha por el Plan Social de la Presidencia y la defensa que del mismo hizo su directora, Iris Guaba y el repudio de otros funcionarios, son malos ejemplos.

 Las amenazas del viejo funcionario reformista Marino Collante, director del Departamento Aeroportuario, con puñetazo en la mesa incluido ante empleados sorprendidos, le dio argumentos a la oposición para recurrir a la Procuraduría General de la República.

 Collante habló con extrema convicción de que echaría de sus puestos a todos los que no votaran por el candidato a director municipal de La Canela, en una reunión política que realizó el pasado 8 de febrero, quizás sin percatarse que cada palabra fue filmada.

 El pasado miércoles un grupo de dirigentes opositores denunció ante la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA), que el oficialismo ejecuta irregularidades como el uso de los recursos del Estado, compra de votos y participación de funcionarios en la campaña.

 La situación ha puesto en embarazo a la Junta Central Electoral que presionada por opositores ha tenido que cambiar decisiones una que otra vez para demostrar su imparcialidad y asegurar que los comicios serán diáfanos y las votaciones creíbles para todos.

 La vocinglería contra periodistas reconocidos o las amenazas de cancelaciones en caso de candidaturas fracasadas contrastan, por ejemplo, con el sentido de oportunidad que suelen acompañar las declaraciones de otros funcionarios que mantienen distancia en la campaña.

 Valdez y Peralta 
Los datos precisos en el momento preciso de Héctor Valdez Albizu, gobernador del Banco Central, llevan tranquilidad a los mercados y refuerzan la idea de que hay un sector económico oficial apegado al trabajo duro, meticuloso y cuidadoso en el manejo de la palabra.

 Igual prudencia profesa el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, quien con habilidad marinera suelta y recoge velas, atento siempre a la dirección de los vientos y a responder con tino las preguntas más capciosas aunque sean encargos.

Los estropicios verbales y prácticos de legisladores, encargados de departamentos y funcionarios de monta menor irrumpieron en la fase final de la campaña con resultados similares a los de un elefante sobre cristalería, aportando un elemento discordante que podría tener consecuencias mañana y quién sabe, si hasta en mayo.   ?

Al presidente Medina se le exige que hable, destituya o suspenda actividades que las señalan como políticas. El sabio gobernante quisiera evitar que lo comparen con el presidente Trump a quien su Procurador General, William Barr, pidió que lo dejara tranquilo en el manejo de los asuntos judiciales, con riesgo de ser botado o tener que renunciar.   ????

Déficit de juicio 

El déficit de juicio se puso también de manifiesto en estos días pre-electorales en el sector privado, con el anuncio de que el Departamento Aeroportuario, encabezado por el señor Collante, protagonista de uno de los excesos rayanos en delito electoral, no objeta la construcción de un aeropuerto comercial privado en Bávaro, zona turística por excelencia.

El mencionado tiene todas las pintas de proyecto controversial por el simple hecho de que la región está muy bien servida por dos aeropuertos que ya compiten entre sí. Se añadiría la observación de que solo dos minutos de vuelo separarían a los aviones que aterricen o despeguen desde Punta Cana o Bávaro.

La celeridad con la cual la "no objeción" fue "aprobada "a unanimidad", y los beneficiarios hicieran el anuncio público de su propósito, revelaría descuidos mayores que convierten todo lo que los conocedores de la navegación aérea en un tollo, proyectiles para que los opositores cañoneen las posiciones oficiales. 

Dejaron rastros culposos cuando acompañaron la "aprobación" con un vídeo elaborado, según se ha conocido, en el exterior en anticipación de la certeza que su proyecto pasaría limpiamente la primera prueba burocrática.

 De empresarios amigos del gobierno, como evidencia un encuentro reeleccionista hace algún tiempo en Cap Cana, se esperaría más prudencia para evitar cualquier mancha que dé pie a que su proyecto sea colocado por un columnista de este diario, el pasado lunes en la casilla de hechos sospechosos "al ponerse la paloma". 

Estado dominicano fue inducido anteriormente previo a una campaña que patrocinaba la construcción de un aeropuerto en la ciudad de Constanza, que propiciaría el turismo por aeronaves para esparcimiento y envío de vegetales a las islas del Caribe, a la remodelación del aeródromo local.

Una campaña parecida han impulsado en Montecristi para que se construya un aeropuerto con idénticas justificaciones, pese a que no muy distante se encuentran las terminales en Santiago y Puerto Plata. Las instancias oficiales no han escuchado el reclamo.

Si antes el "cherchez la femme", machista sí pero presente en la historia de los litigantes franceses, o el "follow the money", del decir norteamericano, señalaban la ruta para adelantar las investigaciones, la semana que termina regaló  el "sigan las redes" como el mejor termómetro para medir la temperatura política y social del país.

 Si algún aeropuerto requiere hacer efectiva la condición de internacional es el María Montez de Barahona, cuando oficialistas y opositores coinciden en que hay que sacar del olvido a las provincias del sur del país, donde se concentra la pobreza extrema.