Listin Diario Logo
20 de septiembre 2020, actualizado a las 12:00 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República martes, 14 de enero de 2020

Terapia en 16 hospitales para reducir muertes por infartos

  • Terapia en 16 hospitales para reducir muertes por infartos

    Desde la izquierda, Fausto Warden Taveras, Rafael Sánchez Cárdenas y Fulgencio Severino.

Doris Pantaleón
Santo Domingo, RD

Un medicamento trombolítico para  pacientes que presenten infarto cardiaco empezará a ser aplicado en 16 hospitales del país como parte de un protocolo piloto de investigación que involucrará a 300 pacientes y con el que se espera una drástica reducción en la mortalidad y  las secuelas dejadas por ese tipo de eventos en quienes lo padecen.

El medicamento será aplicado a todo paciente con criterio de estar padeciendo un infarto cardíaco y que sea llevado a los centros donde funcionará el programa. Cada ampolla del medicamento a aplicarse cuesta 55 mil pesos. Para los 300 casos que formarán parte del programa piloto,  el Ministerio de Salud suplirá 200 ampollas y las otras 100 fueron aportadas por el Laboratorio suplidor del medicamento.

El programa fue oficializado ayer mediante la firma de un acuerdo entre el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas; el presidente de la Sociedad Dominicana de Cardiología, Fausto Warden Taveras, y el cardiólogo Fulgencio Severino, quien dirige un programa similar que inició en el 2014 en cuatro hospitales y que ahora será ampliado a 16.

Los hospitales donde se aplicará el programa son el Antonio Musa y Jaime Oliver Pino, de San Pedro de Macorís; Francisco Gonzalvo, de La Romana; Nuestra Señora de La Altagracia en Higuey; Juan Pablo Pina, de San Cristóbal; Nuestra Señora de Regla, en Baní; Taiwan, en Azua; Jaime Mota, de Barahona; Alejandro Cabral, de San Juan; Morillo King, de la Vega; presidente Estrella Ureña, de Santiago; Ricardo Limardo, de Puerto Plata; San Vicente de Paul, en San Francisco de Macorís, y en Santo Domingo hospital General de la Plaza de la Salud, Marcelino Vélez Santana, y el de la Fuerza Aérea Ramón de Lara.

Investigación
Sánchez Cárdenas explicó que la infraestructura del país no permite que todo paciente pueda ser llevado de inmediato a sala  de cateterismo, pero que con la terapia se puede lograr reducir la mortalidad y los daños.

Dijo que la investigación con 300 pacientes, quienes serán tratados y recibirán un seguimiento, permitirá que el país cuente con datos concretos sobre sus resultados para proceder a la extensión a otros centros. Llamó a los médicos de todo el país a que inmediatamente reciban un paciente con signos de infartos procedan a remitirlo a los 16 hospitales donde funciona el programa.8u

Asimismo el presidente de la Sociedad de Cardiologia saludó la iniciativa y dijo que es de gran ventaja para el país debido a las dificultades de acceso a sala de cateterismo y que lo ideal es que sea una terapia combinada.
 
Uno de cada ocho pacientes
A su vez, el doctor Severino dijo que si el paciente recibe el medicamento  en las primeras horas del evento se estima que se evita una muerte por cada ocho pacientes con infarto atendido y el fallo cardiaco en una de cada cinco pacientes tratados, así como gasto en hospitalización.

Recordó que empezó ese proyecto en el 2014 y  que lo ideal es aplicar el medicamento y llevar al paciente a sala de cateterismo en las primeras 12  horas del evento para mejores resultados, pero que al país contar con solamente 11 salas distribuidas solo en seis provincias, los pacientes  tienen dificultades para completarlo por lo que llegan tardía a salas de cateterismo.

Muertes
Severino reveló recordó que de 67 mil fallecimientos que registró el país durante el 2017, unos 23,900 fueron por causa de enfermedades cardiovasculares, equivalentes al 35.77 por ciento de todas las muertes y 13,900 por cardiopatías isquémicas, entre ellas el infarto, para un 20 por ciento del total general de muertes y un 55 por ciento de las muertes cardiovasculares.