Listin Diario Logo
22 de noviembre 2019, actualizado a las 02:23 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República sábado, 09 de noviembre de 2019

Enfoque. Progreso social

La transparencia de la mano de expertos

  • La transparencia de la mano de expertos

    Los organismos internacionales han hecho un gran trabajo en acompañar a los países en el fortalecimiento de sus procesos de transparencia. ISTOCK

Jacqueline Mora
Santo Domingo, RD

Actualmente las economías del mundo y la región están mostrando grandes retos en torno a lograr un crecimiento y bienestar económico más inclusivo.  En los últimos 20 años casi todos los países han realizado las reformas de libro de texto y muchos han logrado crecer, tener economías más estables y gobiernos más fuertes. Los cambios tecnológicos, la apertura económica y los desarrollos en el ambiente geopolítico hacen necesarias nuevas reformas para poder mantener un crecimiento que parece un poco agotado.  En esta situación el ciudadano también afectado por el menor crecimiento busca opciones y la desigualdad al parecer ha venido a pasar factura.  Los retos más importantes hoy en día se encuentran en las reformas que logren un crecimiento más inclusivo, una mejor distribución del pastel. Los ciudadanos sienten que han entregado a los gobiernos los recursos que éstos han solicitado para poder desarrollar proyectos de infraestructura y mejora de servicios importantes para el crecimiento. Sin embargo, luego de mucho tiempo, seguimos siendo la región del mundo con mayor desigualdad.  

El Índice de Progreso Social, es un indicador que mide el progreso de un país más allá del bienestar económico. Está compuesto de varios sub indicadores que miden elementos como:  acceso a información, necesidades básicas, calidad ambiental, inclusividad, acceso a educación avanzada, entre otros.

El subíndice de oportunidades es el que mide cómo está la población en términos de derechos personales, libertad de expresión e inclusividad. El mismo es quizá un buen referente para medir  cómo sienten los ciudadanos respecto a la efectividad de sus gobiernos. Al analizarlo, casi todos los países de la región han mostrado retroceso o casi ningún avance en este índice en los últimos años.  En consonancia, se ha observado un incremento en los índices de percepción de la corrupción. Hoy día la población tiene más visibilidad del resto del mundo, mayor capacidad de cohesión, más exigente y con sentimientos de baja inclusión. Todo esto combinado exige una mayor inversión en la transparencia, pero con inclusividad. Sí invirtiendo, porque la transparencia tiene un retorno muy alto, como cualquier otra inversión.  

Todos los países debido al desarrollo tecnológico y la implementación de marcos legales que requieren dar al ciudadano fácil acceso a la información, han mejorado significativamente los niveles de transparencia.  Hoy día, los portales de Gobiernos Abiertos y los Portales de Transparencia se encuentran en casi todas las instituciones públicas.  Sin embargo, todavía el ciudadano común busca más, acciones más concretas.  

El gran reto que impone un proceso real de transparencia es entender que la Transparencia no es una acción o un momento, es un proceso, y una entrega constante. Pero la base para poder  actuar con Transparencia necesita un Marco, una estrategia y un trabajo interno que comprende tres elementos:  Personas + Procesos+Comunicación de manera sostenible.  

Los organismos internacionales han hecho un gran trabajo en acompañar a los países en el fortalecimiento de sus procesos de transparencia. Tal es el caso del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).  Esta entidad ha sido catalogada por el Índice de Transparencia de la Ayuda, producido por Publish What You Fund, como la segunda organización de ayuda más transparente del mundo, lo que la convierte en la Organización de las Naciones Unidas mejor valorada. Este es el sexto informe completo del índice, que este año evaluó a 45 de los principales donantes de ayuda y financiamiento para el desarrollo.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, es una red mundial de naciones que apoya a los países en erradicar la pobreza, y reducir la desigualdad  y la exclusión.  Realiza esta labor trabajando de la mano de los gobiernos y las personas, desarrollando políticas públicas, alianzas, capacidades y resiliencia. República Dominicana mantiene desde 1975 un acuerdo básico de cooperación con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, dicho acuerdo fue firmado 11 de junio de 1974, ratificado por el Congreso Nacional el 5 de noviembre de 1974, y publicado en Gaceta Oficial 9350. No es casualidad que esta institución esté involucrada en los procesos más importantes del país en términos de transparencia, inclusión, desarrollo sostenible y reducción de la pobreza en el país. En consonancia con este acuerdo, en el año 2018 el Ministerio de Economía firmó el Marco de Asistencia 2018 -2022 entre el Gobierno de RD y Naciones Unidas.  Este marco incluye tanto al Gobierno Central como a gobiernos locales, específicamente el Ayuntamiento del Distrito Nacional.  Ha trabajado con casi todas las instituciones públicas en diferentes proyectos de apoyo a la gestión y transformación.

La Relación PNUD-Ayuntamiento: Modelo de Transparencia Inclusiva

La Alcaldía del Distrito Nacional tiene de sus inicios el fortalecimiento de la transparencia como objetivo fundamental. La transparencia de las compras y contrataciones públicas es uno de los reclamos más importantes de los ciudadanos, y las irregularidades en las mismas tienden a ser la mayor fuente de corrupción y por ende de mala calidad en el gasto. Es por esto que una de sus primeras iniciativas fue realizar reuniones de trabajo con el Programa de las Naciones Unidas para dar forma a una alianza que permitiera combinar un equipo de trabajo capacitado, una visión de gestión de ciudad, y niveles de transparencia creciente e inclusiva. A finales de 2016 se firma el primer acuerdo para desarrollar el primer proyecto ambicioso de la gestión: Santo Domingo Iluminado. Por su envergadura e impacto, el equipo recién llegado optó por involucrar expertos transparentes en el proceso.  El resultado: un ahorro de más de RD$5,000,000 incluyendo los costos de la transparencia (18%).  

En Abril 2017 se firma el segundo proyecto, esta vez uno de Fortalecimiento institucional y operativo del Ayuntamiento del Distrito Nacional en sus Capacidades de Compras y Contrataciones de Servicios.

*La autora es economista.


Más en La República