Listin Diario Logo
24 de julio 2019, actualizado a las 12:42 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 15 de mayo de 2019

Mayoría de personajes infantiles desaparece por ausencia de apoyo

  • Mayoría de personajes infantiles desaparece por ausencia de apoyo

    Muchos personajes infantiles del país fueron desplazados por otros extranjeros y más actuales, como es el caso de Violeta, quien protagoniza una de las producciones más vistas por niños y adolescentes.

  • Mayoría de personajes infantiles desaparece por ausencia de apoyo
  • Mayoría de personajes infantiles desaparece por ausencia de apoyo
  • Mayoría de personajes infantiles desaparece por ausencia de apoyo
  • Mayoría de personajes infantiles desaparece por ausencia de apoyo
Emelyn Baldera

El increíble mundo de Gumball, Jessie, Peppa Pig, la cerdita rosadita, Jake y los Piratas, Los Teletubies, Jóvenes titanes en acción, Buena suerte Charlie, Proyecto MC2, Soy Luna, Violetta, The Joud Hause, en fin, muchos otros más, son de las propuestas que sí ven los niños de hoy.

Y lo digo con conocimiento de causa, porque tengo conmigo a una fiel representante de la generación Z. Sorprende que dentro de las opciones que señalaron los amiguitos de mi niña, había una muy especial, se trata de “Con la piel de gallina”, que no es más que una serie de terror para niños. Lo único que supe fue que mi hija aseguró que le daba miedo verla, aunque una de sus amiguitas es fiel televidente.

 “Con la piel de gallina”, una serie para niños de 7 años en adelante, es una antología infantil con una figura enmascarada y curiosa que recoge historias de magia negra, encuentros del más allá y tecnologías retorcidas; sus protagonistas son Victoria Diamond, William Romain y Sydney Wade. Fue creada por Bede Blake y Robert Butler. Lo traigo a colación para nutrir la teoría del cambio de generaciones.

Los personajes infantiles en el país con propuestas en la televisión y la radio desaparecen cada vez más y los pocos que quedan tienen preocupación, porque saben que no les queda mucho tiempo en el aire.  

Cada vez más, los niños dominicanos quedan huérfanos de propuestas locales y de ídolos infantiles que llenen sus expectativas. Hoy sus ídolos son los artistas urbanos en muchos casos, o actores que interpretan papeles como la de Soy Luna o Violetta, quienes han venido al país y llenan lugares de hasta 15,000 o 20,000 personas, lo que no ha podido lograr un personaje infantil dominicano después de Isha, “La reina de los niños” que apareció originalmente dentro de la propuesta televisiva “Sábado Chiquito de Corporán”, en 1988.

Ella fue uno de los personajes icónos de finales del siglo XX en la televisión local, y movía multitudes gracias a sus destrezas artísticas en coreografía y canto. Isha repercutió con su propio espacio en la televisión.

La realidad es que la generación Z, lo que menos sigue es a los personajes infantiles del país, por lo menos, los que quedan vigentes hoy día. Ellos prefieren ver sus series infantiles y de dibujos animados que las pueden repetir una y otra vez gracias a la magia de la tecnología, con muchos de esos personajes creados por Warner Bros, Walt Disney, Hanna Barbera y otras compañías que han generado millones de dólares gracias a la aceptación de sus productos. Si eres de la generación Z y quieres saber cuáles eran los personajes infantiles que marcaron diferentes épocas, te presentamos otro caso para que tengas una idea de las diferentes figuras que surgieron y se consagraron bajo estos formatos infantiles : “Abuelo Cantarín”: Para quienes son hoy en día más adultos, Abel Barrios trajo al país al Abuelito Cantarín en los años 60, con el programa “El club de los nietos”, primera propuesta para integrar al público infantil a un espacio de televisión, donde la empresa que lo producía asociaba a millares de niños en todo el país. En ese programa se hacían concursos y se obsequiaban regalos, en medio de una producción muy pintoresca y divertida.

Pese al grito de los personajes infantiles de hoy, que todavía no se dan por vencidos, los niños de esta generación están claros con lo que quieren ver y disfrutar, pese a que esas propuestas no sean del todo para el público infantil.


Más en La República