Listin Diario Logo
24 de junio 2019, actualizado a las 10:57 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República domingo, 28 de abril de 2019

TRAGEDIA

Camión involucrado en choque en que murió familia cristiana se dirigía a Haití

TESTIGOS RELATAN CÓMO SUCEDIÓ EL HECHO Y DICEN EL CONDUCTOR DEL CAMIÓN SE ESCAPÓ

Paul Mathiasen
Santo Domingo

Los Abreu Felipe se dirigían en 'caravana' a Neiba cuando chocaron con un camión de placa haitiana y que presuntamente se dirigía al vecino país. El fatídico choque terminó con la vida de los cuatro miembros de la familia y con la de otro joven que los acompañaba a una misión de testigos de Jehová.

El incidente fue narrado a periodistas de LISTÍN DIARIO por un grupo de personas, que pidieron no ser identificadas, que viajaban en dos vehículos detrás de Pedro Alfredo Abreu, Nancy Josefina Felipe, de 47 años de edad, Luis Alejandro Abreu Felipe, 20 años, Nicole Alejandra Abreu Felipe, de 25 años, y Rudy Yunior Almánzar.

“Éramos básicamente hermanos, una misma familia (por la iglesia)”, señaló con la voz entrecorta uno de los jóvenes que conducían uno de los vehículos que iba detrás de los Abreu Felipe.

Antes de las 9:00 de la noche del viernes y del tramo carretero conocido como El Número, entre Azua y Baní, el último conductor informó a los demás que se detendría para cerrar el bonete, ya que estaba ligeramente elevado, lo cual conllevaba a la posibilidad de accidente.

“Ellos no se pararon (los Abreu Felipe y los que iban en el segundo vehículo), porque era cerrar y seguir, cuando nosotros veníamos a alcanzarlos, porque teníamos la ubicación en tiempo real de ellos, vimos en la curva de El número un accidente, no logramos identificar nada, ni la gravedad”, indicó uno de los testigos, que también describió que la carretera estaba muy oscura.

Expresó que cuando pasaron por la escena del hecho notaron que el punto que ofrecía el GPS sobre la ubicación de sus los Abreu Felipe quedaba detrás de ellos y se mantenía inmóvil, lo que comenzó a generar preocupación.

“Cuando vimos que la localización de ellos se estaba quedando atrás nos detuvimos y mi hermana dijo: ‘esos son los vehículos de nosotros’. Entonces nos alarmamos, negando todo en un principio, pero cuando vimos el GPS y sacamos cálculos de que donde estaba detenido era el lugar del accidente”, expresó otro hermano de la iglesia.  

Mientras regresaban al lugar de los hechos, explicaron que intentaron comunicarse con los Abreu Felipe, pero no tuvieron éxito. No tenían buena señal telefónica en la carretera.

Cuando lograron comunicarse con otra hermana de la iglesia que iba en el segundo vehículo esta les dijo: “Chocó un camión, se está muriendo Yunior”.

Cuando los integrantes del tercer vehículo llegaron al lugar del accidente visualizaron cómo el automóvil donde viajaba la familia Abreu Felipe había quedado atascado debajo del camión.

Mientras intentaban comunicarse con las autoridades, identificaron que el camión estaba cargado de mercancía, que el mismo aparentemente se dirigía a Haití, ya que tiene placa del país vecino.

“El camión estaba cargado, tenía carga (sin especificar qué), pero no tenía ninguna señalización, ningún 'sticker', no se veía. Pudimos divisar cómo una persona, que parece era el chofer, había salido corriendo del lugar”, explicó uno de los testigos.

También, el padre que conducía el segundo vehículo (que es una camioneta) comentó a sus hijos que vio cómo el chofer salió corriendo, escapándose de la escena.

El choque

Otro de los hermanos de la iglesia dijo que el carro chocó del lado izquierdo y que el camión estaba detenido en mitad de la carretera al momento del choque.

“Cuando el vehículo chocó al camión se botó el aceite del motor, cuando papi llegó al lugar frenó encima del aceite y la guagua impactó al vehículo hacía delante, lo que provocó que el camión comenzara a arrastrase”, explicó otro testigo que iba en el segundo vehículo.

Posterior a ello, dijo que el padre de la segunda familia salió de la camioneta y subió al camión para poder frenarlo, debido a que el chofer ya había emprendido huida y los vehículos estaban ubicados en una bajada, lo que pudo haber provocado la ida de los mismos.

“Íbamos despacio, con precaución y simplemente había un camión en el mismo medio. Nos sentimos indignados porque todo iba bien, no fue algo imprudente o mala decisión tomada. Si nos hubiéramos sido nosotros, hubiera sido otra persona”, afirmó.

Las personas que viajaban en la camioneta sufrieron algunas contusiones y golpes, pero están fuera de peligro.

El vehículo accidentado en el que iban los Abreu era un Toyota Camry del año 2003, color rojo.

Los Abreu Felipe fueron sepultados la tarde del sábado. La comunidad de Bayona, Santo Domingo Oeste, está consternada con el hecho.

Mientras que el joven Rudy Yunior Almánzar fue velado en Baní.