Listin Diario Logo
12 de diciembre 2019, actualizado a las 03:54 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La República miércoles, 02 de enero de 2019

HIJOS DEL CORAZÓN

La adopción les cambió la vida

  • La adopción les cambió la vida

    DISTRITO NACIONAL. De acuerdo con datos estadísticos suministrados a este medio por el Conani, solo en el Distrito Nacional se depositaron del 2013 a la fecha un apróximado de 197 solicitudes de adopciones.

Carolina Pichardo
carolina.pichardo@listindiario.com
Santo Domingo

Hace 19 años, el 11 de octubre de 1999, Amber Rosa Margarita nació en la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia.

Su madre, de origen haitiano, la abandonó al dar a luz.

Meses después del alumbramiento Karin Frensch e Jan Frensch, una joven pareja holandesa que no podía concebir, estaba en búsqueda de su segunda adopción en República Dominicana.

Cuando Jan Frensch visitó el hogar Vida y Esperanza y vio a la pequeña en el dormitorio, la grabó y se la enseñó a su esposa. “Vamos a tratar de adoptar a esta bebé, porque sé que es ella”, cuenta que le indicó en aquella ocasión.

Al regresar a Holanda se mantuvo en comunicación constante con el país para realizar las gestiones hasta que meses después regresó a tierras dominicanas para terminar el proceso.

La pareja tenía una pincelada del origen de la pequeña, por lo que le colocaron tres nombres con significados especiales: Amber, alusivo a la piedra preciosa Ámbar; Rosa, en honor a la madre biológica y Margarita, la flor favorita de Karin.

A los siete años, Amber, quien reside desde que tiene memoria en los Países Bajos, le preguntó a sus padres sobre sus orígenes en República Dominicana y en vez de ocultar la verdad, fueron abiertos y le contaron todo lo que sabían hasta ese momento.

“No queremos ocultar nada, nos interesa que ellos sepan al 100 por ciento de dónde ellos son. Siempre le hemos dicho la verdad”, dice la madre adoptiva de la chica en su visita a Santo Domingo, adonde vinieron para hallar a los parientes biológicos de Amber.

La pequeña les pidió conocer a su madre biológica, y desde entonces iniciaron la búsqueda en el país, pero a pesar de que han venido en cuatro ocasiones aún no han podido hallarla.

Los únicos datos que los padres han logrado conseguir desde el nacimiento a la fecha es que la mujer podría llamarse (Rosa, Louis o Grimelda), y que a la hora del parto podría haber tenido problemas psicológicos, según el estado al que llegó al hospital.

En octubre de 2018 los padres, Amber y su hermano, Joshua, volvieron a República Dominicana en búsqueda de ayuda del Consejo Nacional para la Niñez y Adolescencia (Conani), pero hasta ahora no saben con certeza si la mujer está viva, si reside en territorio dominicano o cuál era su estatus migratorio en el momento, por lo que piden apoyo para poder encontrarla.

Durante el 2018, en República Dominicana se registraron 24 adopciones internacionales, siendo España la nación que mayor cantidad de padres adoptivos aportó, con 14 trámites concluidos.

Desde 2013 y hasta 2018 se produjeron 139 adopciones internacionales, a promedio de 23.1 cada doce meses en esos seis años. En ese mismo período, las autoridades registraron que 330 infantes fueron adoptados por padres dominicanos.

Razón de la búsqueda

Giovanni Hernández, encargado del Departamento de Adopciones de Conani, cuenta que desde hace un tiempo la institución ha mantenido contactos con la Embajada de la República de Haití en República Dominicana, en búsqueda de información, pero hasta ahora no han tenido respuestas favorables.

Amber, quien solo habla inglés, al igual que sus demás parientes, cuenta que quiere encontrar a su progenitora para saber cómo ha estado su vida y cómo está en la actualidad, no para abandonar a sus parientes actuales.

“Solo eso le preguntaría, después otras cosas que se me ocurran, pero mientras, es lo único que le preguntaría a mi madre”, dice.

¿Por qué eligieron República Dominicana?

En 1996 la pareja visitó durante dos semanas Sosúa, provincia Puerto Plata, con la finalidad de conocer sus playas. Desde ese momento se enamoraron del país y sus paisajes.

Cuando los esposos se dieron cuenta que no podían concebir decidieron adoptar en un país que ellos consideraban bueno, tanto para ellos como para sus futuros hijos.

“Los dominicanos son naturales, frescos, siempre están sonriendo, por eso hicimos un click en esas dos semanas y quisimos adoptar aquí”, dijo el padre.

Un año después, en 1997, investigaron los trámites para adoptar en el país y descubrieron que en ese momento no había una embajada holandesa, por lo que prácticamente tuvieron que recurrir a abogados y a esfuerzos propios, para concluir el proceso.

La historia de su hermano

Joshua Benjamin Frensch, quien fue adoptado 16 meses antes que su hermana, fue encontrado un sábado de 1998, a las 7:00 de la mañana, en el parqueo de un supermercado cercano al Malecón de Santo Domingo.

Debido a la deshidratación y malnutrición fue llevado a un hospital donde duró una semana, hasta su recuperación. Según sus parientes, el bebé tenía pocos días de nacido, y quienes lo hallaron decidieron llamar a una casa de acogida para que se pusieran en contacto con autoridades policiales.

Luego fue colocado en adopción y dos semanas después, la pareja holandesa inició el proceso para acogerlo como su primer hijo.

A diferencia de su hermana, a él no le interesa saber cuáles son sus orígenes, porque se siente cómodo con la presencia de sus padres adoptivos.

“Nunca, nunca se me había ocurrido conocer a mis padres biológicos hasta que mi hermana lo mencionó”, dice Joshua.

Hace unos años era un jugador asiduo del fútbol soccer, pero ahora está pensando en una carrera universitaria que quiere cursar y los países que quiere visitar este año 2019.

Continúan la búsqueda

A pesar de los años, la familia continúa con la esperanza de poder conocer en persona a la señora que dio a luz a Amber en 1999.

En su última visita al país fueron a Conani en busca de respuestas, pero hasta ahora no han obtenido rastros del paradero de la señora.

Aunque el proceso de investigación ha sido complicado, esperan que con la difusión de fotografías de la joven tengan buenas noticias.

DATO

Así han sido las adopciones

Desde 2013 hasta diciembre de 2018 en República Dominicana se han registrado al menos 463 casos de adopciones a través del Conani.

Según el último reporte actualizado a diciembre de 2018, hubo 1 22adopciones, de las que 62 fueron varones y 61 hembras. El pasado año fue el de mayor cantidad desde 2016.

De igual forma, en 2018 hubo 24 adopciones internacionales, siendo España el de la cantidad más elevada con 14 trámites concluidos. España representa el 39 por ciento de las adopciones internacionales, con 54 casos, mientras que Estados Unidos ocupa el segundo lugar en la lista con el 31 por ciento.

En el listado también está Italia con el 14 por ciento de las adopciones extranjeras de los últimos seis años, así como Suiza con el 4 por ciento.

Los países con menor cantidad de solicitudes aprobadas fueron Bélgica, Canadá, Alemania y Argentina.

Los meses más comunes de depósito para adoptar son febrero, abril, julio, agosto, septiembre y noviembre.  

ADOPCIÓN INTERNACIONAL

En los casos internacionales de adopciones privilegiadas y de filiaciones desconocidas, la pareja debe tener un matrimonio de más de cinco años obligatoriamente, y los documentos presentados serán casi similares a los de postulantes nacionales.

Todas las documentaciones deben ser apostilladas o legalizadas por el país de procedencia, y traducidas al idioma español por un traductor especializado, de ser necesario.  


Más en La República