Listin Diario Logo
04 de febrero 2023, actualizado a las 12:00 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento jueves, 13 de octubre de 2022

Figuras dominicanas que enfrentan a sus demonios internos y a veces salen vencedoras

Kiara Romero, Fausto Mata, Martha Heredia, Rafely Rosario y Sabrina Gómez son artistas y comunicadores que han compartido cómo batallan contra depresión, ansiedad o fracasos

  • Figuras dominicanas que enfrentan a sus demonios internos y a veces salen vencedoras

    Figuras dominicanas que enfrentan a sus demonios internos. 

Floranyi Jaquez
Santo Domingo RD

Muchas figuras le han dado voz y rostros a las enfermedades mentales hablando sobre sus experiencias personales y varios dominicanos han demostrado que con apoyo y la ayuda correcta sí se pueden superar estos trastornos y salir adelante.

Kiara Romero, Fausto Mata, Martha Heredia, Rafely Rosario y Sabrina Gómez son algunas de las figuras que han enfrentando la depresión o alguna “recaída emocional”, como recién le sucede a la exponente urbana La Ross María.

Un ejemplo de valentía es la comunicadora francomacorisana Kiara Romero, a quien sus problemas emocionales la llevaron a una fuerte crisis de depresión e intentó quitarse la vida en más de una ocasión.

Sin embargo, la beldad ojiverde es un ejemplo viviente de que se puede salir adelante con la ayuda correcta y los motivos para seguir viviendo. Su hijo es su principal fuerza para salir adelante.

Romero, quien en el 2018 se lanzó de un edificio, por lo que quedó con lesiones físicas y emocionales, logró combatir la depresión apoyándose en Dios, en su familia y ayuda psicológica.

La ganadora del reality “Estrella de la Tele 2” no esconde lo que vivió, al contrario utiliza sus redes sociales para tratar de ayudar a las personas que padecen esta depresión y ansiedad  y aconseja a no tomarlo a la ligera: “No está mal buscar ayuda, es importante es el mejor regalo que te puedes hacer”.

Igualmente, Martha Heredia intentó acabar con su vida en cinco ocasiones. “La Baby”, como se le conoce, reconoció que su desesperación luego de ser apresada acusada de tráfico de heroína, no quería vivir.

“Al principio de llegar aquí (a la cárcel de Rafey mujeres) me dio una depresión muy fuerte, muy fea. Es duro pasar de una realidad a otra. Intenté suicidarme muchas veces”, dijo la ganadora del Latin American Idol 2009, en una entrevista concedida a Jatnna Tavárez.

Heredia expresó que logró superar la depresión cuando fue asistida por profesionales del recinto penitenciario.

A pesar de que su trabajo es hacer reír, Fausto Mata confesó que es un “tipo depresivo”. Incluso, tras la muerte de su madre, Edita Altagracia Ortiz de Mata, en 2010, pensó en el suicidio, según reveló.

Mata pudo superar esos pensamientos con la ayuda de familiares. En una entrevista llegó a relatar su caso: “Cuando se me fue la viejita, yo pensé hasta en el suicidio, porque no quedé bien, y gracias a Dios y al amor de mi familia, de mi hijo Carlos Enrique, que estaba nacido, mi papá, mi esposa Celinés, que fue una gran mujer porque me ayudó mucho a mi estabilidad emocional. Eso fue un golpe grande”.

Sobre el tema abundó: “A pesar de que hago comedia, yo soy un tipo muy depresivo y vivo solo. Hay cosas que se dan y no se dan y que me afectan, que me dicen y no me dicen y me afecta. Esta depresión ha dado al traste con todos esos síntomas que tengo”.

Hace tres años la comunicadora Sabrina Gómez reveló que sus problemas de ansiedad la llevaron a un descontrol alimenticio, lo que le provocó un aumento de peso y agravaron sus problemas de salud.

La integrante de “Alofoke radio show” (de la emisora Alofoke FM) exhortó a sus seguidores a que si se sienten así que busquen ayuda al igual que ella lo hizo, asegurando que se puso en un tratamiento para controlar su ansiedad con el fin de que su organismo se normalice. 

A Rafely Rosario la depresión y la ansiedad también lo llevó a comer sin control tras pasar por un momento difícil durante el 2014, año en el cual trato de emprender su propio proyecto y resultó en un fracaso que detonó los trastornos.

Para tratar de controlar su alimentación, el merenguero, hijo de Rafa Rosario, decidió hacer dietas, ir al gimnasio, pero en poco tiempo las abandonaba.

No fue hasta el 2017 que logró vencer la enfermedad. “Salir de esas pastillas, fue lo más difícil que me ha pasado en mi vida ya que se vuelve un habito diario!”, se sinceró Rosario en sus redes sociales al tiempo, que aseguró que Dios le ayudó a salir del flagelo que afecta a millones de seres humanos.