El bulldog francés, el perro de los famosos convertido en botín de ladrones

  • AFP

AFP
Washington, Estados Unidos

Los dos maleantes que apuntaron violentamente con un arma a Marieke Bayens, una californiana de 27 años, no querían ni su bolso ni su vida. Querían a Merlyn, el perrito que paseaba, por el hecho de ser un bulldog francés. 

De Nueva York a Los Ángeles, de Miami a Chicago, los robos de ejemplares de esta raza canina aumentan sin cesar en Estados Unidos. 

Pequeño, y por tanto fácil de agarrar y transportar, un bulldog francés se vende por miles de dólares en el mercado negro por ser el perro preferido de las estrellas. 

La víctima más famosa fue Lady Gaga. El año pasado, hombres armados secuestraron a dos de sus "French bulldogs", Koji y Gustav. En la operación abrieron fuego e hirieron al empleado encargado de pasearlos. 

La cantante ofreció una recompensa de 500.000 dólares y finalmente recuperó a sus dos acompañantes. 

Marieke Bayens sufrió un golpe similar en Oakland, mientras paseaba a Merlyn, el perro que le había regalado una amiga. El asalto ocurrió en plena calle el 26 de noviembre a las seis de la tarde. 

"Estaba esperando que Merlyn terminara de hacer caca cuando vi que se acercaban dos personas. Al principio no sospeché porque tenían una mascarilla como todo el mundo, pero noté que usaban guantes grises, y eso me llamó la atención", dice a AFP. 

"Un instante después, uno estaba delante de mí apuntándome con su pistola a la cara. Me dijo: '¡Dame el perro!'", cuenta. "El otro ya había agarrado a Merlyn del suelo y, ante mi falta de respuesta, el que sostenía el arma me arrebató la correa de las manos. Corrieron hacia su auto y huyeron por una calle en dirección contraria". 

Escasos y populares

En otras partes del país, la policía observa la misma fría determinación entre los ladrones de "Frenchies". 

El año pasado, Sarah Vorhaus conmovió a los habitantes de San Francisco al testificar con la cara hinchada: la joven treintañera había relatado el asalto a mano armada del que había sido víctima por parte de tres hombres, uno de los cuales la había golpeado brutalmente antes de llevarse a Chloe, su cachorro bulldog de cinco meses. 

¿Por qué los bulldogs franceses son el blanco de los delincuentes? Primero por su precio de compra -entre 3.500 y 5.000 dólares de media, o incluso más- y luego porque es difícil conseguirlos, comenta a la AFP Brandi Hunter Munden, vicepresidenta del American Kennel Club. 

"Es una raza que no tiene camadas grandes y dar con uno puede llevar tiempo", comenta esta especialista. "El hecho de que sean cada vez más populares explica el aumento del número de robos. Pero el uso de la violencia es un fenómeno nuevo y preocupante". 

Ante la ola de "dognapping" (juego de palabras entre dog = perro y kidnapping = secuestro), los expertos recomiendan para proteger al preciado can colocarle un chip electrónico, nunca dejarlo sin supervisión, guardar sus documentos de identidad en un lugar seguro, clausurar las puertas gateras para que no salga, equiparlo con un collar GPS, tener cuidado con los extraños que entren en casa... 

Pero el consejo más importante, y probablemente el menos seguido, se refiere a las redes sociales: evitar a toda costa publicar fotos o videos del perro, fácilmente geolocalizables. 

Innumerables famosos se saltan esta regla: actores, deportistas, músicos, modelos, influencers... 

La moda del bulldog francés ha seducido a celebridades como Reese Witherspoon, Leonardo DiCaprio, Madonna, Snoop Dogg, Michael Phelps, Chrissy Teigen e Hillary Duff. 

No es de extrañar que Hollywood se haya convertido en zona roja de robos de bulldogs. 

A fines de diciembre, un vecino de la glamurosa localidad casi pierde la vida cerca de Sunset Boulevard. Robert Marinelli estaba paseando a Luca, su bulldog de ocho años, cuando fue emboscado. 

Golpeado violentamente por dos ladrones y arrastrado por el suelo por el automóvil de los delincuentes, fue hospitalizado con graves quemaduras.