Listin Diario Logo
23 de julio 2021, actualizado a las 07:36 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento miércoles, 16 de junio de 2021

8 Grandes Soberano que se ganaron la gloria en el arte

  • 8 Grandes Soberano que se ganaron la gloria en el arte
  • 8 Grandes Soberano que se ganaron la gloria en el arte
Pachico Tejada
Santo Domingo

La Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) entregó por primera vez en 1985 y desde entonces el final se ha reservado para el Gran Soberano, premio que distingue a una importante personalidad del mundo artístico o de la comunicación. 

Hasta la fecha 31 figuras de estas áreas han recibido este homenaje, de las cuales siete han fallecido. Luis Rivera, Freddy Beras Goico, Luisito Martí, Carlos Piantini, Sonia Silvestre, Joseíto Mateo, Johnny Pacheco y Rafael Corporán de los Santos, son los recipientes del máximo galardón del Premio Soberano, antes Casandra, que dejaron este mundo. 

La música fue el primer arte en ser reconocido por esta distinción, en la figura del maestro Luis Rivera, nacido en Montecristi, en 1901. Pianista, violinista y compositor, Rivera, es uno de los más importantes músicos dominicanos del siglo XX. Era el esposo de la cantante, bailarina y folclorista Casandra Damirón, fallecida en 1984, y en honor a quien Acroarte nombra el premio un año después. Luis Rivera murió en septiembre de 1986, un año después de haber inaugurado este renglón.

El segundo en obtener este premio fue el versátil comunicador Freddy Beras Goico (El Seibo, 1940), un referente en los medios, sobre todo en la televisión, en donde con programas como "El gordo de la semana" y "Punto final", marcaría pautas a seguir. Humorista, productor de televisión, presentador, compositor, activista social, recibió el Gran Soberano en 1986. En 2010 falleció víctima de un cáncer de páncreas en un hospital de Nueva York. 

Otro que compartió talentos y escenarios con Beras Goico fue Luisito Martí, quien recibió el premio compartido en 1996, con el cineasta Ángel Múñiz. El año anterior, "Nuebayol", protagonizada por el primero y dirigida por el segundo, había iniciado el repunte del cine dominicano gracias a su éxito. 

El personaje de Balbuena, interpretado por Martí, y  nacido en las comedias del programa de televisión "El show del mediodía", tuvo un crossover venturoso en la gran pantalla. Músico, humorista, cantante, productor de televisión, Luisito Martí, nacido en Santo Domingo en 1945, murió en esta misma ciudad en 2010, luego de luchar contra el cáncer de estómago.

El año 2000 Sonia Silvestre fue coronada con el máximo galardón por ser una soberana de la canción dominicana. Sonia Margarita Silvestre Ortiz, que murió el 19 de abril de 2014 a los 61 años, se inició en el canto cuando siendo aún adolescente conoció a la cantante Cecilia García, quien la introdujo como corista de "jingles" publicitarios. 

Hizo su debut oficial como vocalista en mayo de 1970, en el programa "Gente", que producía Freddy Ginebra para Radio Televisión Dominicana, donde  interpretó el tema de Los Hermanos Castro, "Yo sin ti", acompañada por la banda del maestro Luis José Mella. Un momento decisivo de su carrera fue cuando la compositora Leonor Porcella de Brea la escogió para que interpretara su tema "¿Dónde podré gritarte que te quiero?" en el IV Festival de la Canción Dominicana celebrado por AMUCABA (Asociación de Músicos, Cantantes y Bailarines) en Santo Domingo, en el año 1971. 
En ese festival alcanzó el segundo lugar  y posteriormente grabó para el empresario artístico Bienvenido Rodríguez su primer LP titulado "Esta es Sonia Silvestre".

Joseíto Mateo, conocido por todos como "El rey del merengue", recibió el galardón en 2004, luego de medio siglo encumbrado en la mejor interpretación, tanto vocal como escénica, del género de la güira y la tambora. Nacido en Santo Domingo en 1920, "El diablo Mateo", como también lo llamaban, no solo dedicó su voz al merengue, sino que también fue cantante de son, y salsa, siendo el primer cantante de la orquesta El gran combo, de Puerto Rico, en 1962. 

Previo a eso, había sido uno de los grandes artistas que nacieron al amparo de Radio Televisión Dominicana, cantera de talentos promovida durante la dictadura trujillista, destacándose desde entonces como una de las figuras más importantes del arte popular, gracias a su carisma, gracia en el baile y su manera de manejarse en el escenario. Nonagenario y sin intención de retirarse, Joseíto Mateo muere, en 2018 a la edad de 98 años.  

Otro gran músico dominicano que mereció este reconocimiento fue el maestro Carlos Piantini. Violinista, director sinfónico, quien tocó durante 15 años en la Filarmónica de Nueva York, dirigida por el legendario maestro Leonard Bernstein. Nacido en Santo Domingo en 1927, Piantini mostró su talento para la música y ya a los 10 años tocaba el violín. 

En el año 2005 recibe el Gran Soberano luego de una carrera en la que fue director de la Orquesta Sinfónica Nacional de República Dominicana, La mencionada Filarmónica de Nueva York, la Sinfónica de Viena, la Orquesta Sinfónica Nacional de Washington, la Sinfónica de Jerusalén, entre otras, así como a legendarias figuras de la canción como Monserrat Caballé y Alfredo Kraus. Piantini falleció en Nueva York en 2010.  

2009 le tocó a Johnny Pacheco. Nacido en Santiago de los Caballeros, en 1935, recibió el Gran Soberano gracias a una carrera que lo llevó a ser el creador de la salsa y formar la exitosa orquesta Fania All Stars, que reunió a las más importantes figuras de este género en los años 70´s. 

Su influencia marcaría toda una generación de artistas de la salsa como Héctor Lavoe, Pete "El Conde" Rodríguez, Roberto Roena, Bobby Valentín, Willie Colón, Rubén Blades, Ismael Miranda, y muchos otros. Flautista, compositor, arreglista, director y productor musical, Pacheco murió este 2021 a la edad de 85 años. 

Rafael Corporán de los Santos, uno de los comunicadores más especiales que han tenido los medios dominicanos, obtuvo este homenaje en 2011. Nacido en Cotuí, en 1937, la suya es una gran historia de superación, ya que "El viejo Corpo", como le llamaban, pasó de la extrema pobreza a ser el creador de un emporio de estaciones de radio llamado el Circuito Corporán. 

De la radio daría el salto a la televisión, donde también fue exitoso, en espacios como "Sábado de Corporán", un programa kilométrico que fue la catapulta de muchas figuras de la conducción y la música, de finales de los años 80 y mediados de los 90s. Su muerte se produjo en 2012, víctima de un paro respiratorio.