Listin Diario Logo
16 de octubre 2019, actualizado a las 08:02 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento miércoles, 19 de junio de 2019

FIGURAS

Milly, Fefita y Maridalia: Una terna musical, colorida y “pimentosa” en un junte histórico

  • Milly, Fefita y Maridalia: Una terna musical, colorida y “pimentosa” en un junte histórico
  • Milly, Fefita y Maridalia: Una terna musical, colorida y “pimentosa” en un junte histórico
  • Milly, Fefita y Maridalia: Una terna musical, colorida y “pimentosa” en un junte histórico
Ynmaculada Cruz Hierro
ynmaculada.cruz@listindiario.com
Santo Domingo, RD

Milly Quezada cree en un cambio político en el país; Fefita la Grande está muy feliz con su novio y no tiene prisa para casarse, y a Maridalia Hernández solo le interesa hablar de temas positivos. Así andan en estos días tres grandes artistas de nuestra música que volverán a juntarse en un escenario.

Aunque en diferentes años (Fefita, 1944; Milly, 1955; Maridalia, 1959), las tres nacieron bajo la férrea dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, quien había sembrado el terror en el país. Curiosamente, fue quien le dio apertura al merengue en la cerrada sociedad dominicana, siendo uno de los primeros candidatos a la presidencia en usar el ritmo de la güira y la tambora en su campaña, y convirtiéndolo en marca país.

Fefita y Milly son nuestra carta femenina más representativa del merengue. En el caso de Maridalia, aunque nació concluyendo la tiranía, su abuelo, Julio Alberto Hernández, fue uno de los grandes compositores, y quien a inicios de la dictadura, 1932, fundó la Orquesta Sinfónica de Santo Domingo.

Vida musical
La vida musical de estas tres importantes mujeres del canto dominicano se enrumbó por caminos diferentes. Manuela Josefa Cabrera Tavares, conocida como Fefita La Grande, nació en  San José, un pueblito de Santiago Rodríguez, en una familia de escasos recursos. A los siete años comenzaba a dar sus primeros toques al acordeón y a los 9 ya amenizaba pequeñas fiestas en su comunidad. Fefita tenía 11 años cuando Milagros Quezada Borbón abría los ojos en la capital dominicana.

A Milly también le tocó ser parte de una familia modesta, de cuatro hermanos. De niña, la madre la trasladó, junto a sus hermanos, a vivir a Nueva York y es allí, en la etapa de veinteañera, que comienza a experimentar con el merengue en la década del 70.

Maridalia Hernández Morel nació cuatro años después de Milly en Santiago y contó con la suerte de criarse en una familia de músicos, formándose en el canto.

Ya hace dos años se unieron en el merengue “La pimienta es la que pica”, autoría y arreglos musicales de Fefita, y el que le ha permitido unirse en tarima con el musical “La tría”, el que se ha presentado desde el Festival Presidente hasta Premios Soberano y este próximo 28 de junio llegan al Teatro La Fiesta del Hotel Jaragua.

“Dentro de todo el repertorio tropical que se interpretará esa noche; yo aporto el balance musical entre estas dos representantes de nuestra música, que dejan el escenario encendido en llamas, pues aunque también voy a interpretar merengues el público disfrutará de baladas y boleros”, adelanta Maridalia.

Milly y Fefita aseguran que será una noche festiva, con mucho sabor a merengue y con sus toques de romanticismo.

El merengue
“Sin lugar a dudas este merengue ha sido una de las colaboraciones más importantes que yo he realizado durante toda mi carrera. Y llegó en un momento donde el país necesitaba una pizca de nuestra Pimienta Nacional para realzar el sabor de lo nuestro. Y así mismo ha sido: el público ha disfrutado de un ¥cocinao¥ musical natural y auténtico, donde no se han usado sopitas ni sazones artificiales. Nosotras somos ingredientes puros de nuestra tierra”, simboliza Maridalia sobre la canción.

“Este tema tiene su contenido la esencia del merengue típico y la excelente interpretación como invitada de Maridalia y Fefita (compositora original del tema y adaptado por mí para este junte histórico de tres soberanas de nuestra música popular). Ha sido un gran acierto”, asegura Milly.

Fefita dice estar muy agradecida, primero de Dios, y de Milly y Maridalia por tomarla en cuenta para este junte, está tan feliz por los resultados que no descarta que graben otro merengue juntas.

Preocupación
Estos días difíciles que vive República Dominicana, el que ha removido las fibras del nacionalismo para mucha gente, pero además, el país se apresta a nuevas elecciones para el 2020, con organizaciones políticas que aún no definen a sus candidatos.

Al ser consultada si la nación necesita un cambio y sobre la situación actual. Maridalia decidió no referirse al tema.

Fefita también lo evadió. “Mi sentir para República Dominicana es que haya paz, mucha fe en Dios, seguridad y justicia para mi país”, expresó.

¿Cree que el país merece un cambio de gobierno?, se le preguntó a Milly y respondió: “Hay momentos en que los gobiernos deben abandonar el partidismo y la política para rescatar a los pueblos en medio de grandes pruebas. Y este tiempo está llamando al liderazgo gubernamental a unir voluntades y a levantarse a defender nuestra amada Quisqueya; unidos lo podemos lograr. La pelota está en la cancha de nuestros líderes políticos”.

EN ESCENA
Lo que trae.
Habrá un recorrido sonoro- visual por los diferentes repertorios de las artistas. Maridalia, con su hermosa voz y baladas románticas y Milly y Fefita con sus sabrosos merengues.

El concierto cuenta con la dirección artística de Aidita Selman, y las coreografías del veterano Iván Tejada.