Listin Diario Logo
23 de junio 2019, actualizado a las 01:19 PM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento domingo, 05 de mayo de 2019

Cultura

Daniel Nina, escritor y periodista de PR, aborda la salsa en tres de sus exponentes

  • Daniel Nina, escritor y periodista de PR, aborda la salsa en tres de sus exponentes
Santo Domingo

El escritor, poeta y periodista puertorriqueño, Daniel Nina, cuenta por primera vez la historia de Puerto Rico a través de exponentes del ritmo de la salsa, en novelas seriadas y concatenadas que reafirman su identidad como nación caribeña.

Salsas como "Rompe Saragüey", sobre la vida de Héctor Lavoe Pérez; "El Nazareno", sobre Ismael Rivera y "Hojas Blancas" sobre Andy Montañez, las dos últimas a la espera de ser conocidas oficialmente.

El reconocido autor vino como invitado especial a la 22ª Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2019, y aquí habla sobre su trayectoria y aportes a la cultura puertorriqueña.

¿Por qué narrar la historia de Puerto Rico a través de representantes del género de la salsa?

Fácil. Nadie lo había hecho. Tal vez hubo intentos de hablar de la música popular por vía del escritor Luis Rafael Sánchez cuando escribió La guaracha del macho Camacho (1976) y luego La importancia de llamarse Daniel Santos (1989).  Luego de esto, no me consta de otros intentos por parte de autores boricuas de intentar contar la historia del país a través de la música, y en particular del género de la salsa tomando por pie forzado a talentos locales. Y ojo, hablo de la salsa o la guaracha, pero de eso me parece que estamos siendo pioneros. 

Hablar de lo cultura popular siempre es importante. Pero utilizarla para contar la historia del país, los procesos según fueron pasando y marcándonos es novedoso.  Esto lo he aprendido cada vez que salgo a hablar de las tres novelas Rompe Saragüey sobre Héctor Lavoe Pérez (1976); El Nazareno sobre Ismael Rivera (2017) y Hojas Blancas sobre Andy Montañez (2018).  Las novelas seriadas y concatenadas, intertextuales, aún aguardan por las dos últimas, que sale una en diciembre del 2019 y la otra en diciembre del 2020.

¿Algún hallazgo en particular que le haya impactado en las investigaciones para realizar estas novelas?

La historia nacional, contada a partir de la cultura popular, está llena de alegría, sabores y sin sabores, y sobre todo de una gran lucha social con muchos aciertos y victorias.   Para mí ha sido algo muy enriquecedor conocer la historia del país a través de un método no tradicional como lo es el género de la salsa, y escuchar la canción y su interpretación por un artista particular como leer un libro de historia. Eso ha sido bien enriquecedor para mí.

La literatura de Puerto Rico, pese a las retos y vicisitudes en la Isla, vive uno de sus mejores momentos de acuerdo a su observación, ¿cuáles serían los elementos conjugados para que esto ocurra?

Han pasado muchas cosas, pero una es que hoy somos un pueblo con más educación, y hay múltiples vectores donde se nos educa y capacita para convertirnos en escritores y escritoras.  Eso es bueno, pues se socializa tanto el talento que escribe como el canon literario. Hoy hay una gran pluralidad de escritores y escritoras que algunos son productos de talleres que dan los colegas, o programas académicos que se ofrecen en algunas universidades. También se ha socializado y expandido los certámenes literarios para ofrecer respuesta tanto a chicos como adultos.

¿Cómo valora la dedicatoria de la FIL 2019 a Puerto Rico?

Inmensamente. Desde la mirada de la Feria, un honor para mi país. Un honor que sea una invitación de un pueblo soberano a un pueblo en vías de ser soberano.  Toda oportunidad que nos ponga en la ruta de ser soberanos, como un país con una identidad diferenciada a los EE.UU. Nuestro poder colonial, lo tengo que celebrar.  En este sentido, tenemos que exigir y ganar, cada día más, espacios donde seamos reconocidos como una nación con identidad propia y completamente divorciada de Washington, y hermana de los países del Caribe.

Para mí como invitado, a la FIL 2019, wow, genial. Pero, sobre todo, que es una plataforma para seguir abogando por las ideas que traducimos en nuestros escritos literarios, como la identidad, la nación, la dignidad, y más que nada la libertad de mi gente, de mi país y de los hombres y mujeres que nos sentimos y actuamos de forma soberana. 

Tags