Listin Diario Logo
16 de julio 2019, actualizado a las 04:15 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Norte viernes, 24 de mayo de 2019

Historia

Un legado de aportes para la región del Cibao

  • Un legado de aportes  para la región del Cibao

    La glorieta victoriana del parque principal de Puerto Plata fue construida por Bogaert, en consonancia con el mecánico Rafael Emilio Yunén. ONELIO DOMINGUEZ/ LD

Leoncio Peralta
Santiago

En la última década del siglo XIX, llegó a nuestro país un ingeniero belga-flamenco para la construcción del Ferrocarril Central, Santiago-Puerto Plata, quien sentó raíces hasta “aplatanarse”, y quien dejó grandes aportes al desarrollo de la República Dominicana.    Su nombre tiene mucha vigencia, especialmente en Santiago y Mao. Luis L. Bogaert o ‘Musié Bogaert’, identifica obras importantes y construcciones aún vigentes, que fueron fruto del intelecto de este profesional de la ingeniería.

   Su impronta de construcciones se sintió por gran parte del territorio nacional, aunque mayormente en el Cibao. Fueron muchas las áreas de la producción y los servicios que florecieron por la capacidad creativa y profesional de Bogaert.

Hay un libro escrito por su nieto, Ramón A. Delgado Bogaert que recoge los aportes de su abuelo a este país, tanto en las construcciones de infraestructuras viales, edificios, sistemas energéticos, obras hidráulicas y otras tantas.

El prólogo del libro fue escrito por el santiaguense Rafael Emilio Yunén, quien advierte que son muchos los historiadores nacionales y extranjeros, que han publicado monografías sobre el referido personaje, y menciona entre ellos a Roberto Cassa, Orlando Inoa, Genaro Rodríguez y al holandés Miguel Baud.

Legado en obras
Bogaert llegó al país en 1889, para la construcción del Ferrocarril Central desde Puerto Plata a Santiago, una obra que revolucionó el sistema de transporte, y fue de gran impacto para el desarrollo de la región.

En ciudades como Puerto Plata, Santiago, Moca, Mao y Santo Domingo se hizo sentir la capacidad profesional de Bogaert y según la obra escrita por su nieto, fue quien diseñó y construyo el Palacio Consistorial de Santiago, que sirvió como Palacio Municipal hasta finales de los años 60.  

Asimismo, le correspondió realizar los trabajos de remodelación del edificio de la Catedral de Santiago, seriamente afectada por un terremoto en el año 1897, que impidió ser utilizada para los oficios religiosos por un largo período.

Bogaert fue solicitado por el Ayuntamiento de la Capital en 1894 para que elaborara una ayuda memoria y el pliego de condiciones para establecer el alumbrado eléctrico de la ciudad, proyecto que realizó a la medida de las expectativas de las autoridades edilicias.

Canales de riego
Bogaert fue el primero que construyó un canal en Mao, que lleva su nombre, así también uno común de Santiago a partir de la Otra Banda por Hato del Yaque, la Canela y Hatillo San Lorenzo. Antes de la construcción de esas obras, el agua para uso de irrigación, se había utilizado en forma rudimentaria en San Juan de la Maguana, Azua y Bani.

Según su ingenio, el entonces ingeniero Bogaert desarrolló una finca modelo para la producción cafetalera en la Búcara, una zona de la Cordillera Septentrional, próximo a la sección de Jacagua, en la provincia de Santiago de los 30 Caballeros.

Trayectoria de Luis L. Bogaert
Familia.
Luis L. Bogaert se radicó en el país, donde se casó en 1892 con una dama de la familia Román Grullón, procreando una larga familia que hoy va por su quinta generación.

Construcciones.
Fueron edificadas bajo su orientación y diseño:la vieja carretera Santiago - Puerto Plata, el Palacio Consistorial de Moca y  varios puentes en esta región.

Vida y obra.
El libro en su nombre sugiere que merece el respeto de todos los dominicanos, gracias a su trayectoria.


Más en El Norte