Listin Diario Logo
23 de octubre 2018, actualizado a las 10:14 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual25ºC33ºC
El Norte viernes, 12 de octubre de 2018
0 Comentarios

SONAJERO

Tony, el Negrito de la vida

  • Tony, el Negrito de la vida
Grisbel Medina R.
sonriete_gris@hotmail.com

Tony, el Negrito de la vida es dominicano. Es un padre amoroso de tres adolescentes educados, alegres, muy especiales. El Negrito de la vida es especialista en tecnología y también ñoño con Sergio Vargas. Le corre una sangre especial en las venas. Escucharle hablar es una invitación a la vida, a la bondad, al servicio, al buen hacer.

En su Patria fue parte de equipos élites de tecnología en distintas empresas. También ofreció mucho de sí en las aulas de la UASD, O&M, la Católica, Intec y la Universidad Adventista. Estando en la cúspide laboral, agarró una maleta y se marchó a Boston, la capital de Massachusetts y una de las ciudades más antiguas de los Estados Unidos.

Diecisiete años correteando en otros cielos no lo desvinculó del cafecito caliente, del concón con habichuelas, del roce y las mejillas dominicanas. En Boston, Tony también se destacó por su laboriosidad y seriedad, por la sangre caribeña en las venas, por su alegría efervescente, por el matiz de su voz y por la capacidad genuina de disfrutar la vida.

Diecisiete años después, el Negrito de la vida compró el boleto de regreso. Con la misma sonrisa y vistiendo a la moda, llegó a la Patria que le late muy fuerte, el país que le duele. Aterrizó donde la gente que más ama.

Tuve la dicha de compartir un café con el Negrito de la vida y Edgard Cepeda, su amigo, su hermano, su socio. Con ellos descubrí que pese a la prisa y la cultura del engaño circundante, la amistad y la lealtad existen. Ambos fundaron una empresa que ante la ausencia de casi 20 años del Negrito de la vida, Edgard siguió encaminando. Hoy, cuando el amigo regresó, Edgard le recibió con el abrazo de siempre y su silla en la mesa de dirección. Hoy capitanean juntos, como en aquellos años, a Sigma Soluciones Corporativas. Me encanta verles avanzar sin perder el humor, amando las cosas pequeñas y cultivando la virtud de agilizar procesos a través de la programación.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en El Norte

    Descubre