Listin Diario Logo
09 de agosto 2020, actualizado a las 10:26 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Norte viernes, 08 de julio de 2011

ARTE

Frank Green, Mañanaladié y Rock con Habichuela

  • Frank Green, Mañanaladié y Rock con Habichuela
    El artista Frank Green, rodeado de instrumentos musicales en su residencia de esta ciudad de Santiago.
Odil Beato Hernández
Santiago

La casa de Frank Green es un museo de rock, con antiguos objetos alusivos al género, pero todo “a la dominicana”. El intérprete de “Te tengo en la mira” se inició en el género sin imaginar que podía cultivar tan fieles seguidores en otros ritmos.

Green es un showman. Tocando jazz, hacía chistes en escena y luego a petición del público mezcla rock con merengue, convirtiéndose en un grupo de fusiones, al cual bautizó como Rock con Habichuela.

“Nadie es profeta en su tierra”, reza el dicho, que encaja perfectamente con la historia del “papáupa” nacido en Villa Consuelo y que ha cosechado frutos y seguidores en el Cibao.

Los orígenes
Como profesional del entretenimiento, Francisco Green se inició en hoteles de Puerto Plata. Cantaba motivado por amigos músicos.

Relata que el nombre de Mañanaladié viene porque los ensayos se pautaron para el día siguiente a las 10:00 a.m. y después de cinco meses de tocadera a la gente le gustó y ahí nació el grupo Mañanaladié.

El artista se autonombra de varias formas. Se considera El Mayimbe, director, propietario, chivo que ma’mea, papáupa, Big Cheese, músico, poeta y loco de su popular proyecto.

Con 17 años en el mundo del entretenimiento asume tener la dicha que todo artista desearía: el apoyo y aplauso de sus seguidores. En su lista de proyectos está presentar gran producción que ya tiene nombre y apellido.

“Me sale del alma hacerlo y debería ser un DVD en vivo porque yo soy más sensual como show que sentarse a escucharme”, agrega el hombre que puso a temblar a Hard Rock Café con la melodía de sus guitarras, bautizadas, Lola, Jack, y Parker.

Jazz’ta bueno
Este proyecto nació de la dinámica que lograba con sus amigos mientras ensayaban y hacían pruebas de sonido antes de los conciertos: fusionaban, jazzeaban, todo un invento. Se dieron cuenta de lo bien que salía y y lo tomaron en serio. Green y su compañero guitarrista Iván Carbuccia son las figuras de Jazz’ta Bueno.

Lleva los nombres de sus vástagos tatuados en la piel. Su vida en hoteles no ha estado exenta de relaciones con extranjeras.

¿Te consideras sanki panki? “Sí, lo fui por doce años y por eso viajé a Europa y Estados Unidos, pero fui uno educado, no lo hice a modo de prostitución”.

Este rompecorazones actualmente está casado con Denny Gil, cariñosamente “Kiki Bella”; artista del pincel y bartender.

Es un fanático y coleccionista de Batman. Participó en el concierto “Voces Amarillas” por el 4% a la educación, que tuvo lugar en Santiago el 19 de junio a las 4:00 p. m. “El presupuesto de la educación debería ser un diez. Cada quien debe poner de su parte. Se debe hacer un plan para distribuir ese cuatro por ciento para lograr más capacitación”.

Planea escribir un libro, no para venderlo, sino para sus amigos, donde reflejará sus puntos de vista sobre la vida a través de la música.

 


Más en El Norte