Santo Domingo 25°C/28°C scattered clouds

Suscribete

liga de campeones

Un gol de Marko Arnautović sentencia la victoria por 1-0 del Inter ante el Atlético

Marko Arnautovic del Inter de Milán festeja tras anotar el primer gol ante el Atlético de Madrid en los octavos de final de la Liga de Campeones.

Marko Arnautovic del Inter de Milán festeja tras anotar el primer gol ante el Atlético de Madrid en los octavos de final de la Liga de Campeones.AP

Marko Arnautović salió de la banca para anotar en el tramo final el gol con el que el Inter de Milán venció el martes 1-0 al Atlético de Madrid en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Arnautović había ingresado por el lesionado Marcus Thuram y, tras haber malogrado un par de ocasiones previas, anotó el gol del triunfo a 11 minutos del final en el estadio San Siro.

La defensa del Atlético tuvo complicidad en el tanto de los Nerazurri. Rodrigo De Paul y Reinildo Mandava no supieron cortar un cabezazo largo que quedó a los pies del delantero argentino Lautaro Martínez, cuyo disparo fue rechazado por el arquero Jan Oblak. El balón quedó a la deriva por la izquierda, donde Arnautovic apareció a la carrera para mandarlo al fondo.

“Los detalles deciden los partidos y hoy ha pasado eso. Hoy hemos encajado el gol de un fallo que es normal que pase”, dijo Oblak. “Cabeza arriba. Queda un partido más y hay que hacer lo mejor posible para pasar”.

El partido de vuelta se jugará en el estadio Metropolitano de Madrid el 13 de marzo.

Líderes de la liga italiana, el Inter sorprendió en la pasada edición al alcanzar la final del máximo torneo de Europa. El equipo de Simone Inzaghi luce en mejor forma y estiró a ocho su racha de victorias en todas las competiciones.

El Atlético venía de romper una racha de tres partidos consecutivas al vapulear 5-0 a Las Palmas el fin de semana y viajó a Italia con la intención de seguir en alza.

Samuel Lino probó con un disparo combeado que pasó zumbando por el costado derecho, pero fue de lo poco que el Atlético insinuó de peligro en un friccionado primer tiempo. El Inter despertó a nueve minutos del descanso.

Ninguno de los arqueros había sido exigido hasta que Lautaro, quien había rematado sobre el travesaño poco antes, conectó un cabezazo que fue controlado por Oblak.