boxeo

Oleksandr Usyk derrota a Tyson Fury por decisión dividida y es campeón indiscutible de los pesados

Coloca su récord en 22-0 y añade la corona del CMB a los anteriores cetros que ya poseía

Oleksandr Usyk conecta un fuerte golpe al rostro de Tyson Fury durante su combate de este sábado en que se llevó el triunfo.

Oleksandr Usyk conecta un fuerte golpe al rostro de Tyson Fury durante su combate de este sábado en que se llevó el triunfo.Fuente externa

Oleksandr Usyk derrotó el sábado por decisión dividida a Tyson Fury para convertirse en el primer campeón indiscutible de los pesados en 24 años.

Usyk (22-0) añadió el título del CMB que poseía Fury a su colección de cinturones de la AMB, la FIB y la OMB, por medio de un ataque espectacular en los últimos episodios, coronado por un derribo en el noveno.

La pelea entre dos monarcas de los pesados previamente invictos fue de toma y daca. Dos jueces favorecieron a Usyk por 115-112 y 114-113, mientras que el tercero vio ganador a Fury, por 114-113.

“Es un gran momento. Es un gran día”, afirmó Usyk.

El ucraniano comenzó acelerado, pero tuvo que sobrevivir a los asaltos intermedios, dominados por Fury, el púgil carismático y confiado. Usyk remontó en los últimos capítulos, tal como ha hecho tantas veces en su carrera.

Tomó el control con un dominante octavo asalto y estuvo a punto de noquear al británico en el noveno.

El excampeón olímpico lastimó a Fury (34-1-1) por medio de un zurdazo, y lo envió tambaleante hacia una esquina, donde el británico quedó recargado contra un poste. Se acreditó un derribo justo antes de que Fury fuera salvado por la campana.

Fury llegó al décimo round pero tuvo problemas para montar un ataque consistente después de que estuvo en riesgo serio de nocaut.

Y el derribo resultó decisivo en el fallo de los jueces.

“Muchas gracias a mi equipo”, dijo Usyk, quien trató de contener las lágrimas en el cuadrilátero. “Es una gran oportunidad para mí, para mi familia y para mi país. ¡Viva Ucrania!”.

Tras el campanazo final, Fury besó a Usyk en la cabeza. Los dos púgiles disputarán muy probablemente una revancha en Arabia Saudí en octubre.

“Ya saben, su país está en guerra, así que la gente se pone del lado de un país así. Pero no se equivoquen. Yo gané esta pelea en mi opinión y volveré. Tengo una cláusula de revancha”, indicó.

El último boxeador que había acaparado todos los cetros de los pesados era Lennox Lewis, quien ostentó esa condición durante cinco meses en 1999 y 2000.

Tags relacionados