Listin Diario Logo
05 de octubre 2022, actualizado a las 04:16 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 22 de julio de 2022

David Ortiz, mejor aún fuera del terreno de MLB

Desde su creación en 2005, la fundación del “Big Papi” se ha encargado de asumir el costo de cientos de operaciones de niños que han estado atravesando por difíciles momentos por padecer problemas cardíacos

  • David Ortiz, mejor aún fuera del terreno de MLB

     David Ortiz. 

Freddy Tapia
Santo Domingo, RD.

A David Ortiz se le encoge el alma y no puede contener las lágrimas de la emoción cuando los niños se quitan las camisas para mostrarle las cicatrices de las cirugías que les salvaron la vida gracias a su labor filantrópica. 

Los testimonios de gratitud de los infantes y sus familiares terminan dejándole sin habla.

“Yo nunca había visto a un hombre tan grande llorando”, resalta Nelva Peláez, vicepresidenta del Fondo Para la Niñez David Ortiz.

“Para mí el David que será exaltado este domingo al Salón de la Fama se lo merece por lo que ha sido como pelotero en el terreno de juego y como persona ”, destaca Nelva. “Ahora bien, eso nunca se va a comparar con el lugar tan grande que le tiene Dios en el cielo porque ha salvado muchos niños y ha devuelto la alegría a muchísimas familias”.

Desde su creación en 2005, la fundación del “Big Papi” se ha encargado de asumir el costo de cientos de operaciones de niños que han estado atravesando por difíciles momentos por padecer problemas cardíacos.

Donación

En procura de beneficiar a los niños dominicanos afectados por cardiopatías el Fondo para la Niñez David Ortiz y la Primera Dama Raquel Arbaje donaron la primera sala de hemodinamia pediátrica en el país a los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (CEDIMAT), valorada en más de un millón de dólares.

A partir de 2007, el Big Papi apeló a su prestigio y popularidad entre sus colegas y el mundo del espectáculo, para celebrar el Clásico de Golf de Celebridades David Ortiz a los fines de recaudar recursos para continuar salvando vidas.

Un año después, el “Fondo Para La Niñez David Ortiz” estableció alianzas con el “Mass General Hospital For Children” de Boston y la organización “World Pediatric Project” para solidificar su labor fuera del diamante.

El “Big Papi” se hizo de  un nombre a fuerza de memorables batazos que daba en los momentos de presión, los cuales posibilitaron que los Medias Rojas de Boston quebraran en el 2004 una racha de 86 años sin ganar una Serie Mundial.

No conforme con ello volvió a jugar roles protagónicos para que la emblemática franquicia de Nueva Inglaterra levantara también el cetro de campeón en el Clásico de Octubre de 2007 y 2013.

Los Medias Rojas pusieron en retiro su chaqueta número 34 en 2017, menos de un año después de su retiro y la ciudad de Boston, cuyo ánimo levantó luego del atentado terrorista perpetrado en el maratón de Boston de 2013,  bautizó con su nombre un puente y una calle cerca del Fenway Park.

La calle, ubicada cerca de una estación de tren, se llama “David Ortiz Drive”, mientras que un puente en la Avenida Brookline que pasa por encima del Massachusetts Turnpike es conocido como el puente “Big Papi David Ortiz”.

“No conozco el futuro, pero puedo decir algo del presente. Mi mayor satisfacción es cuando un niño se me acerca y me dice: “Hola Papi, yo soy uno de tus hijos, uno de los niños operados por la fundación”, le reveló  Ortiz al periodista Enrique Rojas y ESPN Deportes en noviembre de 2017, consciente de que tenía los números para ser elegido al sagrado Templo cinco años después.

“Eso no se compara con nada de lo que conseguí en el terreno ni lo que podría conseguir en el futuro”. 

Anécdota

“Al Salón de la Fama no se entra todos los días, es algo único y pasa es una vez en la vida, pero cuando se habla de salvar vidas es otro nivel”, expresó el Big Papi.

Contó que una vez en una bomba de gasolina un empleado de seguridad del establecimiento corrió hacia donde él y al ver el movimiento “pensó que se había armado un juidero”, sin embargo, el señor se acercó al reconocerlo solo para agradecerle que su fundación le salvó la vida a una de sus nietas.

“Para mi ese es uno de los mayores logros de mi vida, proveer a través de esa fundación. Muchas veces nos olvidamos que hay mucha gente que necesita ayuda”, resaltó agradecido de poder aportar a los niños menos privilegiados.