Listin Diario Logo
16 de agosto 2022, actualizado a las 09:25 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte martes, 15 de febrero de 2022

BÉISBOL

Felipe y Expos grandes perdedores en el 1994

  • Felipe y Expos grandes perdedores en el 1994

    Los Expos de Montreal estaban dominando las Grandes Ligas cuando la huelga sepultó la temporada de 1994.

Alex Rodríguez
Santo Domingo

Más allá de los más de 700 millones de dólares en pérdidas para los equipos y los jugadores, la huelga que afectó al béisbol de las Grandes Ligas en el 1994 tuvo dos grandes perdedores: los Expos de Montreal y su manager Felipe Rojas Alou.

En lo que sería el principio del final para esa franquicia en esa ciudad de Canadá, los Expos -con la segunda nómina más baja en toda la liga- dominaban las Ligas Mayores con una linda marca de 74-40 cuando el 12 de agosto, los jugadores abandonaron el campo de juego.

El pacto laboral había finalizado el 31 de diciembre del año anterior (1993) y en enero de 1994, los propietarios aprobaron un nuevo plan de reparto basado en un tope salarial, lo que requería la aprobación de los jugadores.

Además enmendaron el acuerdo para otorgar poderes completos al comisionado en las negociaciones laborales.

Pero quien ostentaba el cargo no tenía la oficialidad completa ya que se trabaja de Bud Selig, el dueño de los Cerveceros de Milwaukee y quien asumió el puesto tras la renuncia de Fay Vincent en septiembre de 1992 bajo presión delos propietarios.

Donald Fehr, director ejecutivo de la Asociación de Jugadores, no tenía confianza en la labor de Selig a quien Vincent había acusado de pactar con otros dueños para perjudicar a los agentes libres.

La propuesta eliminaba el arbitraje salarial con la agencia libre comenzando tras cuatro años en lugar de seis y los dueños podían conservar a un jugador de cuatro o cinco años igualando su mejor oferta.

Fehr rechazó el acuerdo a mediados de julio bajo la creencia de que el tope salarial solo resolvía los problemas de los dueños de equipos y no de los jugadores.

Los propietarios decidieron no pagar 7.8 millones del acuerdo anterior para el plan de beneficios y pensiones de los jugadores y además un Comité Judicial del Senado no aprobó una legislación antimonopolio.

La Asociación fijó el 28 de julio el día para el inicio de la huelga como así se produjo y el 11 de agosto cuando la mayoría de los equipos habían jugado 113 partidos todo se detuvo.

Selig impuso una fecha límite para el 9 de septiembre, los jugadores realizaron una contrapropuesta que los dueños consideraron que no cubría los gastos.

Y así llegó el día decisivo. El 14 de septiembre, Selig suspendió el resto de la temporada, incluyendo la Serie Mundial. Se perdieron 580 millones en ingresos y otros 230 millones en salarios de los jugadores.

Pero Matt Williams (43) se perdió el chance de perseguir la marca de jonrones que para entonces eran los 61 de Roger Maris en 1961.

Carlos Baerga no pudo extender a tres su racha de temporadas con 20 jonrones, 200 hits y 100 empujadas como segunda base.

Don Mattingly no pudo llegar a la postemporada por primera vez en su carrera de 13 temporadas con los Yankees de Nueva York (70-43). Pero sobre todo, el dominicano Alou y sus Expos vieron desvanecido su sueño de llegar y hasta conquistar la Serie Mundial ya que los entendidos, analistas y comentaristas así lo proyectaban. Diez años después, el equipo estaba en Washington. 

Sepa Más

La intervención de Sotomayor

Final.
Una orden judicial preliminar contra los dueños por parte de la jueza Sonia Sotomayor acabó con el paro el 31 de marzo de 1995.

Preparativos.
 Los propietarios se habían preparado para comenzar la temporada con jugadores reemplazo. Pero Toronto (por ley en Canadá) jugaría en Dunedin y los Orioles se negaron a jugar con este tipo de jugadores.