CON LOS CAMPEONES

La Serie del Caribe 2009

MARIO EMILIO GUERRERO

La Serie del Caribe de 2009 se celebró en Mexicali, capital del estado de Baja California, en el noroeste de México. Como ya era costumbre, asistiría al evento acompañado de mi amigo Félix Escaño.  

Comenzamos a planificar el viaje y se presentaron varias opciones, siendo la más cómoda y rápida, la ruta Santo Domingo-Miami-San Diego por avión y el traslado desde esa ciudad a Mexicali en carro. Sin embargo, todo estaba lleno.

Exploramos otras alternativas sin ningún resultado y decidimos viajar de Santo Domingo a San Diego, con escalas en Miami y Dallas. Salimos con retraso de Santo Domingo y cuando llegamos a Miami, perdimos el vuelo a Dallas.

Conseguimos viajar ese mismo día a Dallas, pero había que pernoctar en esa ciudad para salir al otro día para San Diego. Dormimos en Dallas y a la mañana siguiente nos fuimos al aeropuerto.

Primero abordó Escaño, quien se sentó al fondo del avión y luego entré yo, que estaba más al frente. A punto de despegar, se me acercaron dos individuos y me pidieron mi pasaporte. Luego de revisar el documento, me dijeron que tenía que acompañarlos a lo que me negué.

Después de unos minutos discutiendo, uno de los tipos sacó unas esposas me las puso y me sacaron del avión. No pude avisar a Félix, que no se percató de lo que estaba sucediendo. La nave se fue y a mí me trasladaron a un cuarto donde me interrogaron sobre supuestos viajes que había hecho en las últimas semanas entre México y Estados Unidos.

Insistía en que debía tratarse de otra persona. Después de más de dos horas, me informaron que me habían confundido con un ciudadano mexicano muy parecido a mí, que me podía ir.  Les dije que tenían que ponerme en un avión hacia San Diego sin tener que pagar una penalidad a la aerolínea.

Así lo hicieron y por fin pude llegar a San Diego. En un bar del aeropuerto estaba Escaño, quien con los ojos como platos solo atinó a decirme: “¿y dónde te habías metido?

Aquí estoy desde hace horas bebiendo para tener el valor de decirle a tu esposa que te secuestraron”. Alquilamos un carro hasta la ciudad californiana de El Centro, donde nos hospedamos para cada día movernos a Mexicali a disfrutar de una Serie del Caribe que por siempre estará marcada por los sucesos de Dallas. 

megkrantz@hotmail.com  

@megkrantz