Bolivia reanudará el fútbol tras parar 8 meses por pandemia

AP
LA PAZ

Bolivia, el único país sudamericano que mantenía paralizada su liga de fútbol, reanudará la actividad el fin de semana, poniendo fin a ocho meses de suspensión por la pandemia de coronavirus y tras una pugna en la dirigencia de la federación nacional.
La decisión fue aprobada el martes por el Consejo Superior de la División Profesional, que agrupa a todos los equipos de primera división, por 11 votos a favor y tres en contra. La reunión fue convocada por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) que apenas a mediados de este mes había elegido presidente a Fernando Costa.
El antecesor de Costa, Marco Rodríguez, fue arrestado el 12 de noviembre, mientras presenciaba el partido entre Bolivia y Ecuador, en el estadio Hernando Siles de La Paz, correspondiente a las eliminatorias al Mundial de Qatar, por presuntos actos de corrupción.
“La gestión del presidente de la FBF, Fernando Costa, empieza a dar los resultados con la aprobación del torneo Apertura”, destacó la Federación en un comunicado.
La detención de Rodríguez y el ascenso de Costa llegaron en medio de la disputa que estalló después de que la FBF quedó acéfala en julio, a consecuencia del fallecimiento del presidente del organismo César Salinas quien contrajo COVID-19.
Mediante su comunicado, la FBF informó que los encuentros se disputarán el sábado, domingo, miércoles y jueves, desde el 28 de noviembre hasta el 31 de diciembre de 2020. Así, los clubes buscarán completar la temporada a marchas forzadas en poco más de un mes.
En el torneo no habrá descensos a la segunda división, y se permitirán en cambio dos ascensos, a fin de que el número de clubes ascienda de 14 a 16, otro número par, para la siguiente campaña.
En marzo, el gobierno de la presidenta interina Jeanine Áñez determinó como medida de prevención que se suspendieran los actos masivos, incluyendo los partidos de fútbol, ante la crisis sanitaria global.
Costa, quien terminará la gestión de Salinas, había afirmado en su primer discurso que su prioridad sería el retorno del fútbol, ante un descenso reciente en los contagios de COVID-19.
Hasta el lunes, Bolivia había reportado 144.034 casos de coronavirus, con 8.916 fallecidos.