Listin Diario Logo
24 de octubre 2020, actualizado a las 07:58 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte jueves, 28 de mayo de 2020

BÉISBOL

David Ortiz: “Las tres mejores cosas que me pasaron en mi carrera fue jugar en Boston, ser bendecido por Dios, y jugar con Manny Ramírez”

Santo Domingo, RD

El expelotero de Grandes Ligas, David Ortiz, solo tuvo elogios para hablar sobre Manny Ramírez, al referirse a él como una de las mejores experiencias que tuvo durante su ilustre carrera de 20 años. 

“Te puedo decir ahora mismo las tres mejores cosas que me han pasado en mi carrera. Sin lugar a dudas ir a jugar a Boston, la segunda ser bendecido por Dios, y la tercera es haber jugado con este tipo (Manny)”, manifestó Ortiz durante una entrevista con Gradum Baseball. 

Ortiz también calificó a su excompañero de equipo como el mejor bateador derecho que ha visto jugar, calificándolo como un genio y elogiando su preparación mental al momento de batear. 

Específicamente el “Big Papi” destacó la actitud de Ramírez frente al juego, la que muchos tildaban de despreocupada e indiferente bajo el popular dicho de “Manny siendo Manny”, diciendo que el no estar enojado lo ayudaba siempre en el plato. 

Explicó que si veían a Ramírez sonriendo luego de poncharse, es por una simple razón: ya sabe los lanzamientos que enfrentará en su próximo turno.  

Como prueba de lo anterior David contó que durante un partido en que Manny se ponchó con las bases llenas sin outs en la primera entrada, y que cuando todos sus compañeros esperaban que estuviera molesto, Ramírez simplemente se sentó serenamente a hablar de autos con él. 

“En su segundo turno al bate, con hombre en primera, la sacó a la carretera. Al mismo picheo con que se ponchó la primera vez”, concluyó Ortiz. 

Manny, por su parte, resumió su enfoque de manera sencilla: mañana es otro día. Dijo que si fallaba en todos sus turnos en el juego, estaba consciente de que había más partidos por jugar. 

Roces con periodistas 

Boston, junto con Nueva York, son ciudades famosas por el escrutinio periodístico sobre el béisbol y son muchos los jugadores estrellas que sufren bajo la lupa de muchos reporteros, siendo el caso más reciente el de David Price. 

Ortiz admitió que es bastante difícil tratar con los reporteros de esa ciudad, y los comparó con los de Minnesota, expresando que estos se limitan a hacer su trabajo sin juzgar las decisiones de los jugadores. 

De acuerdo con David, la diferencia está en que los periodistas que cubren a los patirrojos usualmente son fanáticos, así que se toman más en serio la cobertura que los demás grupos de prensa. 

Manny, bajo su propia admisión, nunca se llevó bien con la prensa de Boston y durante la entrevista confirmó un rumor de que tenía dos vestidores mientras militaba con los Medias Rojas, uno con los jugadores y otro con los entrenadores, en el fondo del clubhouse. 

Este último lo usaba cuando no quería hablar con periodistas, ya que estaba más cerca de la salida del Fenway Park, y le permitía escaparse más fácil. 

Sin embargo, Ramírez argumentó que no trataba mal a los periodistas mal adrede, sino que las ruedas de prensa no eran su fuerte, y que no le gustaba hacerlas por su naturaleza tímida. 

“Me costaron por lo menos dos JMV (Jugador Más Valioso)”, expresó entre risas Ramírez sobre su mala relación con la prensa. 

“Tengo mucho orgullo en lo que hago” 

Sobre su retiro Ortiz aseguró que podía haber jugado otra temporada más, ya que cuando anunció su retiro todavía le quedaba otro año más de contrato, pero no lo hizo por respeto a los fanáticos y a sí mismo. 

“Tengo mucho orgullo en lo que hago. Sé que los fanáticos pagaban por sus entradas para verme batear, así que yo nunca saldría al campo y no dar el 100%, y así me sentía en 2016, estaba bajo mucho dolor y sabía que no podía continuar dándole a los fanáticos lo que esperaban de mi”, manifestó.