MEJORÍA

Mánager de las menores Oakland deja ventilador

  • Webster Garrison permaneció tres semanas respirando asistido por un ventilador.

AP
Oakland, California

 Un mánager de ligas menores de los Atléticos de Oakland comenzó a respirar completamente por sí solo, algo que no ha­bía conseguido desde que contrajo el coronavirus ha­ce tres semanas, informó el jueves su prometida.

Nikki Trudeaux, la no­via de Webster Garrison, dijo que el manager no requiere ya la ayuda de un respirador. Garrison, quien fue hospitalizado en su natal estado de Luisia­na, aún no podía hablar el jueves, al momento en que Trudeaux publicó la infor­mación actualizada sobre su estado.

“Webster Garrison de­jó el respirador”, escribió Trudeaux con varios sig­nos de exclamación. “Aún está débil y no puede emi­tir palabras. Está murmu­rando un poco. Eso se es­pera tras estar con un tubo en la garganta y tantos sedantes por tanto tiem­po. Sin embargo, tras es­tar con un respirador por tres semanas y un día, ahora está respirando por sí mismo al 100% y su sa­turación de oxígeno está al 100%”.

Solicitud

Trudeaux había pedido durante semanas a sus se­guidores que orasen utili­zando el hashtag “WebbyS­trong”, por la recuperación del exjugador de Grandes Ligas, de 54 años.

Los Atléticos no han identificado a Garrison co­mo enfermo de coronavi­rus, pero el mes anterior, en un comunicado, indica­ron que “un integrante del personal de ligas menores dio positivo por COVID-19 y está bajo cuidado hospi­talario”.

Garrison dirigió la tem­porada anterior el equipo Stockton Ports en la Clase A. Tenía previsto desempe­ñarse este año en el nivel de novatos de la Liga de Arizo­na.

El ex pelotero de cuadro disputó cinco juegos por los Atléticos en 1996. No co­nectó un hit en 10 turnos y recibió una base por bolas.

Es originario de Marrero, Luisiana.

Trudeaux dijo que tam­bién dio positivo por CO­VID-19.

 MEDIDAS

Equipo aclara.

La organización de los Atléticos de Oakland cree que Garrison se infectó después de haber deja­do el campamento de li­gas menores del club el 13 de marzo, de acuer­do con The San Francisco Chronicle. La mayoría de los jugadores de los Atlé­ticos dejaron Mesa, Ari­zona con la excepción de los que necesitan cuida­do médico no pudieron regresar a casa.