Listin Diario Logo
31 de enero 2023, actualizado a las 01:28 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial sábado, 26 de noviembre de 2022

REFLEXIONES DEL DIRECTOR

La herencia de una buena prensa

Miguel Franjul
miguel.franjul@listindiario.com

Con un horizonte marcado por el predominio informativo en las plataformas digitales, el periodismo está compelido a luchar porque sus valores esenciales prevalezcan en el nuevo ecosistema.

Si la prensa ha sido, desde el paradigma impreso, el mejor aliado de la democracia, la libre expresión y la defensa del bien común, esta herencia debe quedar viva y plasmada en la esfera digital.

Independientemente de las ventajas que ofrece la tecnología para difundir noticias y contenidos en clave audiovisual, los elementos esenciales del periodismo profesional, que van desde el apego a la verdad, la comprobación de los hechos y su correcta interpretación y contextualización, deben mantenerse a cualquier costo.

Por suerte, existe un cordón umbilical entre los referentes más importantes de la prensa escrita y sus pares digitales, que se expresa en el alto número de suscripciones de pago digital y en otros productos o servicios monetizados.

Si bien, como dice la Agencia de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la tirada diaria de periódicos sigue disminuyendo en el mundo, su contraparte digital ha resultado ser un positivo amortiguador en ese proceso de declive.

Entonces, las mejores herramientas del periodismo profesional, que hicieron de la prensa la piedra angular de un régimen de libertades, no pueden darse de baja en un ecosistema que, por mucho, será la fuente predominante de información del mundo de ahora en adelante.

Y, en este contexto, el compromiso más ineludible es el de blindar, con estas herramientas, el campo digital frente a las “Fake News” que, valiéndose de los mismos programas, aplicaciones y algoritmos de la Inteligencia Artificial, enmascaran la verdad y conducen a engaños.

Las sociedades, en este sentido, deben asumir que cuando se defiende la libertad de prensa y de expresión, se está enalteciendo un derecho ciudadano sagrado que debe entronizarse en cualquier plataforma, sin distinciones.