Listin Diario Logo
01 de diciembre 2022, actualizado a las 12:05 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial sábado, 01 de octubre de 2022

REFLEXIONES DEL DIRECTOR

La “era auditiva”

A la de ahora se le llama la “era auditiva” porque la mayoría de los que buscan informaciones e historias de interés prefieren escucharlas, más que leerlas.

Eso explica el sorprendente auge que han alcanzado las noticias y otros contenidos vocalizados, así como los audiolibros.

Y, por igual, los “podcast” o formatos en audio que sintetizan historias de noticias ambientadas con efectos o sonidos musicales que les imprimen un fascinante realismo.

Los grandes medios de comunicación que han posicionado y rentabilizado sus plataformas digitales se han apoyado en los recursos del podcast y del video, o streaming, para generar suscripciones.

Ambos formatos han sido también una especie de tabla de salvación para televisoras y radioemisoras que, al igual que la prensa escrita, buscan sobrevivir al declive de los modelos de negocios en que antes se sustentaban.

Los diarios impresos, como la radio y la televisión, se mantuvieron por muchas décadas gracias al soporte de la publicidad. Si mostraban con cifras creíbles sus tiradas o sus “rattings” de audiencia, ganaban la partida.

Los anunciantes preferían los diarios de mayor circulación y las estaciones de mayor audiencia porque eran la garantía de que sus promociones llegarían al gran público. Todo ese modelo cambió.

Al perder ahora ese privilegio, porque ya no llegan tan lejos como las plataformas digitales, ni cuentan con bases de suscriptores o receptores de publicidad numéricamente superiores a estas últimas, se ven obligados a buscar otras formas de negocios y de sostenibilidad.

Y han encontrado que, en el respaldo de sus plataformas digitales, hay un inmenso campo de oportunidades para atraer suscriptores de contenidos audiovisuales y de artículos de fondo y de calidad en formato texto.

Ahora ganan más por suscriptores o socios que por anuncios. ¡Tamaña paradoja!

En esta “era auditiva” ya muchos de esos diarios impresos monetizan sus contenidos llevándolos a versiones en audio, de modo que sus suscriptores puedan enterarse de todo lo que trae la edición del día sin necesidad de leer.