Listin Diario Logo
14 de agosto 2022, actualizado a las 11:45 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial lunes, 01 de agosto de 2022

La Patria nos convoca

La soberanía nacional, arrugada y desafiada por las intromisiones foráneas y las constantes violaciones a sus leyes migratorias, está hoy en frágil soporte. 

Aunque no lo sea por el efecto de una intervención militar o una sanción internacional, el peligro se incuba en el naufragio institucional de Haití, sumido en la violencia, y en la sistemática penetración ilegal de sus ciudadanos en nuestro territorio. 

Sin necesidad de hiperbolizar esa amenaza, lo que vemos es suficiente como timbre de alarma para que los dominicanos despierten a esa realidad y asuman un firme compromiso con la defensa de nuestra soberanía, que es lo mismo que decir con nuestra identidad. 
Una oportuna manera de hacerlo es elevar nuestra voz de protesta por este proceso de desconocimiento del mayor activo moral y jurídico de la nación, apoyando la Marcha Patriótica el próximo sábado 6, en la capital. 

Auspiciada por el Instituto Duartiano y otras entidades de la sociedad, la marcha está destinada a unificar el sentimiento nacional frente a los intentos de hacerle cargar al país la solución a la crisis de Haití. 

Si no podemos atender satisfactoriamente las necesidades de salud, educación, alimentación y vivienda de nuestros propios ciudadanos, mucho menos la de los vecinos, agravada por un largo período de pobreza extrema, subalimentación, insalubridad y ausencia de institucionalidad. 
Los efectos combinados de esa crisis ejercen una enorme e insoportable presión sobre la integridad de nuestra frontera, desbordada por la inmigración ilegal de haitianos y amenazada de un mal mayor ante la existencia de bandas armadas de rufianes y traficantes que controlan a Haití. 

Los dominicanos tienen que hacer sentir de nuevo, como lo han hecho en otras oportunidades históricas, que el legado de independencia que hizo posible el nacimiento de esta nación sigue vivo entre nosotros y no admite dobleces “o se hunde la isla”. 

Tags