Listin Diario Logo
04 de diciembre 2021, actualizado a las 09:26 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial domingo, 28 de marzo de 2021

REFLEXIONES DEL DIRECTOR

Hacia una “mentalidad” digital

Miguel Franjul
miguel.franjul@listindiario.com

Implantar la men­talidad digital es uno de los procesos más difíciles que marcan la transi­ción entre el periodismo de diarios impresos en papel y el de las ediciones electróni­cas.

Porque no solo se trata de hacer un entronque sistémi­co de un modelo de planifi­cación, búsqueda y dispo­sición de las noticias en un formato papel, sino de asu­mir dinámicas nuevas en la presentación y seguimiento de las historias.

Mientras los planificado­res de la redacción impresa trabajan en la producción de un diario con un número es­pecífico de páginas que tiene horas de cierre predetermi­nadas, los del digital lo ha­cen en función de un campo infinito de tiempo y espacio, más flexible pero también más exigente.

Los periodistas del mode­lo tradicional se forjaron con parámetros determinados por reglas de redacción que tomaban muy en cuenta la “pirámide invertida” de las preguntas básicas a respon­der, y con eso bastaba.

En cambio, en los medios digitales predomina un cam­po más laxo, más coloquial, para dar la noticia, porque esta no siempre tiene pun­to final ( como en el soporte papel), sino que es continua y admite agregados de valor en cualquier momento.

Acostumbrarse a estas for­mas tan diferenciadas es uno de los ejercicios más com­plicados para los llamados periodistas veteranos de la prensa tradicional los que, poco a poco, han ido apren­diendo a jugar con fichas dis­tintas tanto en la plataforma impresa como en la digital.

Pero ese no es el cambio más relevante y decisivo. El cambio consiste en asu­mir que en la esfera digital predomina una nueva cul­tura de consumo o de pre­ferencias, unos estilos y lenguajes distintos y, más que nada, un factor de in­teracción con el público que no existían en el mo­delo tradicional.

Cambiar ese “chip” no re­sulta tan fácil como propo­nerlo. Por eso el periodismo digital dominicano tiene to­davía por delante demasiado terreno que explorar y domi­nar para cumplir sus cometi­dos exitosamente.