Listin Diario Logo
20 de septiembre 2019, actualizado a las 09:57 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial domingo, 18 de agosto de 2019

El cambio del “chip” (Ecos de la SIP-Connect 2019)

  • El cambio del “chip” (Ecos de la SIP-Connect 2019)
Miguel Franjul

En el proceso de transición que vivimos hacia un modelo de comunicación por medios digitales, uno de los elementos más dilemáticos no es la elección de la mejor tecnología, sino el cambio del “chip” o de mentalidad de los periodistas tradicionales para insertarse al nuevo modelo.

Ya me he referido en anteriores Reflexiones a los duros momentos que se han experimentado en muchas salas de redacción cuando se transforman en multiplataformas, en las que los periodistas deben dar noticias en distintos formatos, como los visuales y los sonoros, no únicamente en texto, como era lo familiar para los periodistas de la generación anterior a la de los nativos digitales.

 En una de las exposiciones de la Quinta Conferencia Tecnológica SIP-Connect, los expertos en transformación digital Eduardo Tessler, de Porto Alegre (Brasil) y Chus del Río, de La Rioja (España), abrigan dudas de que los profesionales del impreso puedan servir al digital si no han pasado por un real cambio de "chip" o de mentalidad para adaptarse al sistema.

“El cambio pasa por nuevos profesionales y por nuevos retos. Ya el diario impreso tradicional no está para dar noticias. El papel ya ha cambiado. Tenemos que saber que quiere nuestra audiencia y complacer sus necesidades”, dijeron.

El cambio de mentalidad, que es casi como decir de actitud y aptitud, no se produce muy fácil entre profesionales que se han curtido en los parámetros del periodismo tradicional que les ofrecía un umbral de 24 horas para verificar y procesar noticias, sin necesidad de usar, como los periodistas digitales de hoy, las técnicas de grabación y edición de audiovisuales, fotos o vídeos, estilos nuevos de redacción y prioridades de una audiencia diferente a la que estaban acostumbrados.

Lo primero es reconocer que hay un cambio significativo entre las formas y condiciones de trabajo del pasado y del presente, que no significa del periodismo profesional y de calidad, y que los lectores de antes son los usuarios de hoy, que no solo consumen noticias sino otros contenidos formateados por la tecnología.

Si no se asume esta realidad tal cual es, si mentalmente no asumimos que ha habido un cambio y que debemos colocarnos un nuevo circuito en el cerebro que nos permita pensar y actuar en digital, la transición se malogra entonces.

Para evitar que muchos periodistas tradicionales puedan quedar rezagados en este proceso, los diarios organizan talleres de capacitación y escenarios de prueba para medir sus actitudes y sus aptitudes para el cambio.  

Paralelamente, los diarios multiplataformas abren sus puertas a las nuevas generaciones de periodistas formadas con las herramientas tecnológicas de la era digital. Con estos no hay problemas de adaptación, pues llegan ya con el “chip” activado en sus cerebros.