Listin Diario Logo
18 de noviembre 2019, actualizado a las 10:40 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Editorial viernes, 04 de enero de 2019

El desalojo de Valle Nuevo tiene que ser total

Valle Nuevo es la cuna del agua de nuestro país y es inadmisible que en los entornos de este parque nacional se permita la explotación agropecuaria, tanto por parte de dominicanos como de haitianos.

 Ante las evidencias de que haitianos ilegales estaban copando los espacios en los que una vez trabajaron dominicanos hasta que fueron reasentados en un nuevo proyecto, las autoridades migratorias comenzaron ayer a desalojar a los ilegales de El Convento, El Castillo, La Siberia, La Culata, La Descubierta y Montellano.

 Pero se quedaron muchos dominicanos haciendo lo mismo que los haitianos: cultivando la tierra, creando conucos y otras actividades que están expresamente prohibidas, ya que se trata de una zona estratégica cuyos recursos naturales, comenzando por el agua, no pueden quedar a expensas de las depredaciones o el mal uso de ese patrimonio.

 Nadie, ni dominicanos ni haitianos, puede seguir allí a contrapelo de la disposición oficial que prohíbe toda actividad humana y agrícola en esa zona.

 Si el Gobierno hizo el esfuerzo por reasentar en otro lugar, menos vulnerable, a los ocupantes de las tierras aledañas al parque nacional, no pueden las autoridades, bajo ninguna circunstancia, permitir que otros vayan a burlar la norma.

 Deben ser más celosas en limpiar de toda presencia humana esta reserva natural y altamente estratégica del país, sacando de inmediato a los que todavía quedan allí o se agazapan en las cercanías para volver por sus fueros.

 Sean haitianos o dominicanos, la limpieza de Valle Nuevo debe ser total, sin apelación y sin contemplación.