Santo Domingo 24°C/25°C few clouds

Suscribete

Ahora, pongamos el candado

Resuelto, prácticamente, el caso del robo del avión en el aeropuerto El Higüero, queda esperar ahora que la autoridad competente ponga los candados que debe para evitar la repetición de estos hechos insólitos. Se hace impostergable una reunión entre todos los sectores que inciden en la actividad aeroportuaria del país, sin excepción, para revisar de arriba a abajo los procedimientos existentes y evaluarlos a la luz de lo que ha ocurrido. La investigación de inteligencia que ayudó a reconstruir la operación de sustracción del avión puso en evidencia, por ejemplo, la vulnerabilidad de los controles para el acceso de personas al aeropuerto El Higüero, así como la poco rigurosa comprobación de la autenticidad de las identidades de los que dijeron ser pilotos autorizados. También puso en evidencia la falta de equipos electrónicos, como cámaras, para el control visual de todas las áreas de esa terminal, lo cual no se compadece con las exigencias internacionales que pretenden rodear de la máxima seguridad la actividad aeroportuaria en sentido general. Todo lo que significa patrón de control o de prevención debe ser sometido a una profunda revisión, para que las autoridades puedan establecer dónde se deben poner los candados que faltaban en el sistema y que permitieron que audaces delincuentes se robaran el avión, se lo llevaran a Venezuela y pretendieran, desde allí, utilizarlo para el transporte de drogas. Abramos bien los ojos en este sentido, para que otras desagradables sorpresas no vuelvan a ocurrir y a poner al país en ridículo ante el mundo.

Tags relacionados