Santo Domingo 28°C/30°C light rain

Suscribete

Luchando con lo que tenemos

Este sacrificio debe ser valorado como una iniciativa más del gobierno, de frenar la hemorragia de vuelos ilegales descargando miles de toneladas de drogas que luego van a parar a los mercados de Estados Unidos y Europa.

Uno de los dilemas que se plantean en la lucha contra el narcotráfi co es el del incomparable poder económico y criminal con que éste enfrenta a las autoridades del país que lo acosa. Ni siquiera empleando todos los recursos de nuestro presupuesto nacional anual en una lucha concentrada contra ese mal estaríamos seguros de la victoria, porque los narcos ya constituyen una fuerza global que desafía a cualquier otra. Y si alguien lo duda, que examine el imparable nivel de penetración y de negocios que ha tenido, pese a toda la parafernalia de la seguridad pública en naciones poderosas del mundo. Nuestro país ha invertido lo que ha podido para dar esa lucha, y en esos esfuerzos hay que consignar la compra de aviones Super Tucano, el equipo aéreo mas versátil y apropiado de estos tiempos para vigilancia, persecución y, hasta donde sea posible, ataque de naves aéreas o marinas que utilizan los narcotrafi cantes para introducir sus cargamentos en el territorio. Este sacrifi cio debe ser valorado como una iniciativa más del gobierno de frenar la hemorragia de vuelos ilegales descargando miles de toneladas de drogas que luego van a parar a los mercados de Estados Unidos y Europa. Ojalá que este reforzamiento de la capacidad preventiva y operativa dé sus resultados y podamos ganar espacios en esta lucha que, aunque la libra el Estado, parece desigual frente al potencial de los narcos, capaces y escurridizos, pero al mismo tiempo desestabilizadores y letales.

Tags relacionados