Santo Domingo 25°C/30°C light rain

Suscribete

Verdadera situación de emergencia

Es una situación gravísima la que está aconteciendo en toda la periferia del lago Enriquillo, cuyas aguas salinas inundan progresivamente zonas agrícolas que probablemente queden inutilizadas para siempre. El lago ha ido expandiéndose, aparentemente a causa del fenómeno de transvase de aguas que provienen de dos lagunas, una en territorio haitiano y otra en la parte sur de nuestro país, la de Rincón, que a su vez se nutre de las aguas que deriva en ellas el Yaque del Sur. La situación se ha agravado de tal modo que ya las aguas han penetrado en varias zonas de Jimaní, dejando semisepultados los edificios de varias entidades oficiales, y amenazan con borrar otros espacios donde existen predios agrícolas y viviendas. Se hace urgente que las autoridades envíen a una comisión de expertos de alto nivel para que estudien la problemática y diseñen un plan de emergencia, de corto plazo, para proteger a las familias, y otro de no muy largo plazo para establecer muros o sistemas de recanalización de aguas que eviten un desbordamiento mayor del lago. Cerca de 300 mil tareas cultivables ya se han perdido casi de golpe y porrazo, lo que origina una verdadera crisis en toda la zona. No sólo por la pérdida de patrimonios productivos, sino por las catástrofes humanas que puedan derivarse de ella. El problema no sólo existe en el lago Enriquillo y la zona circundante, sino en otros lugares sobre los cuales informaremos más adelante, que exigen acción urgente de las autoridades para frenar la expansión de otras fuentes de agua y su consiguiente perjuicio para la agricultura, la alimentación nacional y la vida de ciudadanos.

Tags relacionados