Listin Diario Logo
27 de enero 2023, actualizado a las 12:05 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios miércoles, 07 de septiembre de 2022

Piden al gobierno fijar tasa a para préstamos comerciales de Mipymes

  • Piden al gobierno fijar tasa a para préstamos comerciales de Mipymes
Santo Domingo, RD.

La Asociación de Mayoristas de Provisiones (Amaprosado) solicitó al gobierno mantener a una tasa fija por 18 o 24 meses a los préstamos comerciales que tienen las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) del país, luego que el Banco Central aumentara su tasa de interés de política monetaria en 25 puntos básicos a 8.00 % anual.

Andrés Cosma, presidente de Amaprosado, hizo la solicitud al presidente Luis Abinader al considerar que después de la crisis de salud de 2020 la mayoría de los negocios de provisiones han tenido que endeudarse con préstamos que incluso superan los cinco millones de pesos para poder mantenerse.

“En estos momentos como está la situación que está viviendo el comercio, la ralentización que tiene, las pocas ventas, pues aumentar la tasa de interés pues nos pega muy duro, le pega muy duro al comercio de provisiones, por lo que hacemos un llamado al Gobierno para que por los menos los que tengan préstamos no mayores a cinco millones de pesos puedan tener una tasa fija de por lo menos 18 meses, mientras superamos la situación que estamos viviendo en los últimos tiempos”, indicó.

Consideró que mantener la tasa de interés fija a las mipymes del comercio de provisiones sería de gran ayuda para ese sector.

Banco Central

El Banco Central de la República Dominicana (BCRD), en su reunión de política monetaria del mes de agosto de 2022, decidió aumentar su tasa de interés de política monetaria en 25 puntos básicos, de 7.75 % a 8.00 % anual. De este modo, la tasa de la facilidad permanente de expansión de liquidez (Repos a 1 día) pasa a 8.50 % anual y la tasa de depósitos remunerados (Overnight), a 7.50 % anual.

De acuerdo al Banco Central, esta decisión se basa en una evaluación "exhaustiva" del comportamiento reciente de la economía mundial y su impacto sobre la inflación, considerando los conflictos geopolíticos y el choque de costos global.