Listin Diario Logo
02 de diciembre 2021, actualizado a las 07:47 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios domingo, 17 de octubre de 2021

Ventas minoristas en EEUU suben pese a mayores precios

  • Ventas minoristas en EEUU suben pese a mayores precios

    Clientes comprando carne en un supermercado de Chicago, en Illinois  SCOTT OLSON / AFP

ANNE D'INNOCENZIO / AP
Nueva York

Los estadounidenses continuaron gastando a un ritmo sólido en septiembre, incluso mientras enfrentaban el impacto de los precios más altos en las tiendas de comestibles, lotes de automóviles y restaurantes, mientras las colapsadas cadenas de suministro mundiales están retrasando el flujo de mercancías.

Las ventas minoristas aumentaron un 0.7% en septiembre, una cifra ajustada estacionalmente, con respecto al mes anterior, informó el viernes el Departamento de Comercio de Estados Unidos.

La cifra fue más fuerte de lo esperado. Sin embargo, persisten las preocupaciones sobre la capacidad de recuperación de los compradores si los precios continúan subiendo y la escasez conduce a la frustración de cara a la crucial temporada navideña.

El gasto del consumidor representa alrededor del 70% de toda la actividad económica del país y una recuperación sostenida luego de una recesión inducida por la pandemia requerirá su actividad.

Sin embargo, no hay evidencia de que los norteamericanos tengan problemas para recuperar su gasto. Su consumo el mes pasado fue alto en todos los rubros, desde ropa, artículos deportivos y jugueterías hasta autos.

“Vienen a disfrutar de la experiencia con sus familias, algo que no habían podido hacer en mucho tiempo”, opinó Tiffany Markofsky, directora de comunicaciones de Camp, una pequeña cadena de jugueterías.

Parte del aumento del gasto de los consumidores es el resultado directo del alza de los precios. Un galón de gasolina cuesta hoy alrededor de un dólar más que hace un año, por lo que los estadounidenses en muchos casos no están comprando más, sino pagando más.

El gobierno federal informó esta semana que los precios que pagan los consumidores en Estados Unidos aumentaron un 0,4% en septiembre y que han subido un 5,4% en los últimos 12 meses, alcanzando el ritmo más rápido desde 2008. Todo se volvió más caro: gasolina, muebles, automóviles y las visitas a la tienda de comestibles o al restaurante.

“A los consumidores estadounidenses todavía les queda mucho en el tanque a pesar de algunos artículos más costosos y difíciles de encontrar”, escribió Sal Guatieri, economista sénior y director de BMO Capital Markets, en un informe publicado el viernes.

El periodista de The Associated Press Chris Rugaber en Washington contribuyó para este despacho.