Listin Diario Logo
09 de abril 2021, actualizado a las 01:30 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios sábado, 26 de diciembre de 2020

Cuatro pasos para la transformación digital de la banca

Desde la banca, las prioridades estratégicas frente a la pandemia han sido el enfoque al cliente.

  • Cuatro pasos para la transformación digital de la banca
Roberto Arteaga
Forbes Centroamérica

El distanciamiento social implementado para evitar el contagio generalizado del Covid-19 ha acelerado la digitalización de la banca en Centroamérica.

Las crisis económicas en Latinoamérica no son ajenas a Lázaro Figueroa, tras 26 años de carrera en el mundo financiero.

Sin embargo, advierte que este momento no ha sido propiciado desde los mercados, sino por la pandemia. En El Salvador hubo un confinamiento muy estricto, con una cuarentena iniciada en marzo pasado.

Transformación

Desde la banca, las prioridades estratégicas frente a la pandemia han sido el enfoque al cliente, una administración prudente, eficiencia operacional, transformación digital y talento humano.

“Tratamos de dar un poco de tranquilidad a la población salvadoreña en un rubro tan importante como la banca y el sistema financiero.”

Derribar mitos

A través del método de escuchar a los consumidores, los bancos pueden generar aplicaciones y desarrollar productos digitales que la gente realmente necesita, en vez de acudir a la falsa creencia de ‘crear’ necesidades.

“Lo que buscamos es entender la necesidad propiamente del mercado y crear soluciones de vida reales.”

Ruta

El plan de Banco Promerica El Salvador es invertir más en la tecnología, maximizar la experiencia del cliente y ofrecer mejores opciones a través de los datos obtenidos de las aplicaciones.

Se ha creado una fábrica digital basada en las operaciones internacionales del banco, con el fin de atender a cada ubicación geográfica.

El reto

Entre las principales dificultades para implementar la banca digital en el país se encuentran la capacidad de inversión en tecnología, garantizar la seguridad de las operaciones y promover una cultura de la educación financiera.

“El Salvador tiene una inclusión financiera relativamente baja lo que, en general, sucede en Latinoamérica.”