Listin Diario Logo
29 de octubre 2020, actualizado a las 07:00 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios lunes, 21 de septiembre de 2020

Un obstáculo a la inversión extranjera

Fernando González Nicolás

Es nuestro propósito con este artículo llamar la atención sobre un caso que está obstaculizando la atracción de inversiones extranjeras, está dañando la imagen del país internacionalmente y está afectando las relaciones dominicanas en la región del Caribe.

Nos referimos al caso de la confiscación que le hicieron a un inversionista de los países de la Mancomunidad. Al indicado inversionista se le confisco una inversión inicial de 10 millones de dólares y no se le fue compensada. Este tenía planteado invertir en un proyecto eléctrico el cual solucionaría el destino de los residuos sólidos que genera la Ciudad de Santo Domingo.

Debido al pobre manejo que se le dio al caso, se crearon las siguientes consecuencias perjudiciales para la República Dominicana.

1. El inversionista demandó al Estado dominicano por 300 millones de dólares en cortes internacionales.

2. El inversionista paralizó una serie de inversiones tenía planeado hacer en el país.

3. Y por el respecto e influencia que goza el inversionista en la región el Caribe el caso ha repercutido en las relaciones de nuestro país con aquellos de la Comunidad del Caribe, CARICOM.

La trascendencia del caso se debe a la influencia del inversionista envuelto. Por ejemplo en la actualidad el inversionista tiene un capital personal que asciende a los 2,600 millones de dólares y está catalogado como el millonario número 24 en el Canadá. En el Caribe es el mayor inversionista individual en Jamaica. En el 2016 fue nombrado por el Gobierno de Jamaica, Presidente del Consejo de Crecimiento Económico de ese país. Este inversionista privado conjuntamente con el Primer Ministro de Jamaica logró revertir la economía jamaiquina a lugares de desarrollo no visto antes. Razón por la cual en días recientes el Primer Ministro de Jamaica fue reelecto abrumadoramente para seguir dirigiendo los destinos de ese país.

Lo más triste de este caso es que sus graves consecuencias han pasado desapercibidas. Sin embargo a nuestro entender las nuevas autoridades dirigidas por el Presidente Luis Abinader tienen una oportunidad de revertir la situación del caso antes señalado. Ya que el  nuevo Gobierno Dominicano tiene la firme decisión de respetar la seguridad jurídica y valoriza a la inversión extranjera como una fuente de prosperidad y educación para la Republica Dominicana.

El autor es presidente de la Mesa Redonda de los Países de la Mancomunidad