Los barberos retoman el trabajo con citas y extremas medidas de prevenciĆ³n

Javier Flores
Santo Domingo, RD

A partir del pasado miércoles, el presidente Danilo Medina dio la orden para que se reaperturara la economía. Los barberos se vieron como uno de los beneficiados de la disposición y aunque con medidas especiales, y horarios reducidos, se muestran felices por regresar a las labores.

Franklin Martínez, en el sector de El Libertador en Villa Duarte y Elington Núñez en Villa Faro, coinciden en que las medidas acortarán el flujo de personas pero dicen esperar unos buenos ingresos.    

Para Franklin, mejor conocido como “Manao”,  las 10 de la mañana del jueves representó la primera vez en la que abría el local de su barbería desde que se decretó el Estado de Emergencia el pasado 19 de marzo. En ese periodo de más de dos meses de inactividad y al no recibir ningún tipo de ayuda gubernamental, tuvo que ponerse a hacer citas para ir a recortar a domicilio en las casas de los clientes que solicitaban sus servicios.

“Yo tuve que empezar a ir a recortar a las casas de mis clientes ya que esta es la única entrada que tengo y tengo mis tres hijos ahí a los cuales hay que mantenerlos comiendo todos los días. La gente me escribía, coordinábamos y yo iba. Nos poníamos ya sea en la galería, marquesina, la cosa es que estuviésemos al aire libre, siempre con mi mascarilla y mis guantes y también le exigía a ellos que se pusieran las suyas y que hiciera el mayor silencio posible”, expresó Manao.

En Manao salió un lado de humanidad al revelar que en ninguna de sus visitas aumentó el precio del servicio, el cual regularmente ronda los RD$200, porque entiende que al igual que él, la mayoría de sus clientes están pasando por un tiempo difícil económicamente.

D’ Manao Barber Shop, como se llama el local de Franklin, abrió sus puertas ayer ya que el miércoles no lo pudo hacer debido a que lo tomó para limpiar y acondicionar el lugar para recibir a personas.

Franklin explicó que tomará una serie de medidas para mantenerse al margen del brote del coronavirus (Covid-19).

“Yo me mantendré trabajando por citas, como vivo muy cerca solo vendré a la barbería cada vez que un cliente me llame y solo permitiré que dentro del lugar entre una persona. Si termino con ese cliente y más nadie me escribe pues vuelvo y cierro y abro cuando otro me llame y así sucesivamente”, dijo el hombre de 38 años de edad quien encontró en el chofer del equipo del LISTÍN DIARIO, Alejandro Montero, el primer cliente de su reapertura.

Manao agregó que utilizará un par de guantes exclusivos por cliente, además de siempre mantener su mascarilla y exigírsela al cliente en todo momento.

“Tengo que cuidarme, el único que sale de mi casa soy yo. Lo que significa que soy el responsable si el virus entra a mi casa y afecta a mi esposa y/o mis hijos, no puedo permitir eso en ningún momento”, dice Franklin quien tiene 18 años haciendo las veces de peluquero, los últimos 8 teniendo su propio local.

Manao, quien atendía entre 8 y 10 clientes por día y un número más alto los fines de semana, aspira a recortar esa cantidad al menos cada tres días pero entiende que si baja el flujo será algo normal y está preparado para eso.

Elington se mantendrá recortando a domicilio

Al contrario de Franklin, Elington Núñez se mantendrá recortando a domicilio a sus clientes para mantener las probabilidades de contagio al mínimo.

“Yo estoy escogiendo que sé que estas tomando las precauciones necesarias y a las casas de ellos voy a recortarlos. Yo con mi mascarilla todo el tiempo y se lo exijo a mis clientes también. De esa forma me mantendré hasta que pase esto”, explicó el joven de 25 años.

Además, Núñez expresó que como su barbería está en su casa, no quiere exponer a los demás miembros de su familia por lo que se mantendrá con ese cuidado hasta “nuevo aviso”.

Añadió que tampoco les ha subido la tarifa a sus clientes habituales ya que comprende que la crisis económica es algo que ha afectado a todo el país.