Listin Diario Logo
07 de diciembre 2019, actualizado a las 01:16 PM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Vida Verde jueves, 21 de noviembre de 2019

ENCUENTRO VERDE

Ángela Guerrero, la profe que incentiva la investigación científica en los estudiantes de la UASD

Yaniris López
yaniris.lopez@listindiario.com
Santo Domingo

Bióloga botánica e investigadora, su nombre forma parte de la Escuela de Biología de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) como docente desde hace 18 años.

Ángela Guerrero describió para la ciencia el anís de estrella Illicium hottense y sus reportes y publicaciones científicas han aportado nuevos enfoques sobre la caracterización y estado de conservación de la cobertura boscosa dominicana; la distribución, ecología y diversidad de especies nativas y endémicas en áreas protegidas y el estudio de la biodiversidad en parques urbanos.

Al Encuentro Verde de Listín Diario llega como invitada para hablar de su labor en las aulas, su aporte a la investigación que realiza con estudiantes de Biología y Pedagogía que le han merecido el reconocimiento académico.

Profesora de ciclo regular y maestrías, en la UASD ha laborado como coordinadora de la cátedra de Biología Vegetal y como maestra de Botánica Fanerogámica, Ecología General 1 y 2, Botánica General, Botánica Sistemática, Flora Dominicana y Bases Neurobiológicas de la Conducta.

¿Qué hace la profe para motivar en los alumnos la producción de estudios que contribuyan al conocimiento y conservación de la biodiversidad y los recursos naturales?

Pone en práctica la premisa de que se aprende haciendo, dice.

“Lucho mucho con el inmediatismo. Me voy a lo fundamental, a lo básico, porque eso es lo que necesitas para hacer ciencia, para investigar y enseñar: partir de los conceptos básicos no importa cuál sea el tema. Hay que ir a la aplicación”.

Sus clases de ecología deben incluir un viaje de campo, “aunque sea a una laguna”, y que sea preferiblemente un viaje barato y accesible que le permita al estudiante volver por su cuenta si desea continuar una investigación”.

EXPLOTAR EL TALENTO

Guerrero explica que le gusta sacar lo mejor de cada estudiante, potenciar la capacidad de liderazgo, conocimientos y colaboración de cada uno.

De esta forma, y a medida que avanzan las clases, el miedo que inspiran al principio los maestros exigentes da paso a experiencias que se convierten, más que en lecciones académicas, en lecciones de vida.

Los motiva a presentar los resultados de sus trabajos en las jornadas científicas de la UASD, en coloquios y simposios locales e internacionales de investigación científica, ecología y biodiversidad que se celebran en el país.

El año pasado, la Asociación de Estudiantes de Biología (Adebio) de la universidad, con la organización de Guerrero como maestra y la coordinación de dos estudiantes, participó por primera vez en el Congreso Estudiantil de Investigación Científica y Tecnológica (Ceicyt) que organiza desde hace cuatro años el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt).

Se presentaron 17 trabajos de investigación realizados para las clases de Ecología, Botánicay otras asignaturas. Los resultados sorprendieron a los asistentes y fueron muy bien acogidos.

“Los trabajos que exponen son los mismos que presentan en las clases porque yo les exijo nivel científico. Les digo que si van a ser científicos lo mejor es empezar a investigar en las asignaturas de investigación, porque no quiero que les pase a ellos lo que a mí, que tuve que esperar a graduarme y verme enfrentada con la tesis para hacer una pila de cosas”.



DESEMPOLVAR LAS TESIS
Guerrero también le da mucha importancia a las investigaciones previas, al trabajo de otros investigadores.

“Que alguien haga una tesis y no se vuelva a mencionar más es mi pleito de siempre. Hay que buscar los antecedentes. Vayan a la Escuela a desempolvar tesis, les digo, vean quién hizo qué, qué se ha hecho sobre el tema, porque no es verdad que aquí no se ha hecho nada, hay que dejar de decir eso. Aquí se ha hecho mucho, lo que tenemos es que buscarlo”.
Por eso no está de acuerdo con que se diga que en el país no se avanza en el área de ciencias o que “esta generación no sirve”.

“No estoy de acuerdo. Debemos ser un poco más condescendientes con los científicos jóvenes que tenemos, gente como Cristian Marte, que ha escrito artículos con gente de clase mundial. O como Miguel Landestoy”.

¿Por qué no están disponibles las investigaciones?

“Porque ahora, en pleno siglo XXI, no hay un repositorio. La universidad, la escuela de Biología, no tiene un repositorio. Con esos trabajos yo quisiera que se haga un repositorio digital porque no quiero que se pierdan. Hay estudiantes que van avanzando en los mismos temas, a los que hay que ir añadiendo algo, y necesitan que esos antecedentes estén disponibles”.


MÁS GESTIÓN Y MOTIVACIÓN

Le preguntamos por qué las carreras de ciencias no figuran entre las opciones más populares para los futuros estudiantes universitarios y responde que se debe a la falta de gestión de los ministerios y de la misma universidad, “que entiende que como tiene una superpoblación no necesita más estudiantes en carreras como la nuestra”.

Aunque reconoce que la cantidad de estudiantes ha aumentado en los últimos años, asegura que “por eso nos metemos en los berenjenales que nos metemos, porque no hay suficientes especialistas” que respondan a las exigencias de hoy.

“Todavía tenemos un cuello de botella en el Ministerio de Educación, tenemos que mejorar los estándares de ciencias. Los estudiantes nos llegan con poca capacidad de abstracción, les cuesta cambiar el plano de un espacio a otro, algo que se adquiere en la primera infancia, en la escuela elemental, ahí es donde tenemos el bache”.

Y añade: “Los maestros de Biología, a mi modo de ver, no tienen ninguna excusa en hacer las clases de ciencias atractivas porque la vida está, toda, alrededor de nosotros, hasta en la pared de tu casa hay un eco detrás del cuadro”.

DE INTERÉS

- Actualmente, Guerrero trabaja en la etapa final de un proyecto financiado por el Fondo Nacional de Innovación y Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondocyt) sobre la ecología y biogeografía del Illicium hottense.
- Guerrero realizó su máster en Ecología y Botánica en la Universidad de Florida.

 


Más en Vida Verde