Listin Diario Logo
23 de febrero 2020, actualizado a las 01:44 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Vida Verde jueves, 18 de julio de 2019

ENCUENTRO VERDE (2 DE 2)

María Eugenia Morales: “No matemos la gallina de los huevos de oro”

Yaniris López
yaniris.lopez@listindiario.com
Santo Domingo

La armonía entre producción, consumo y conservación depende mucho de cuánto cuide República Dominicana su gallina de los huevos de oro, sugiere María Eugenia Morales, bióloga invitada al Encuentro Verde de Listín Diario.

Y esta gallina son las áreas protegidas.

Pero no solo ellas, aclara la responsable de la Unidad de Sostenibilidad Ambiental y Resiliencia del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en República Dominicana.

“Las áreas protegidas son importantes porque son la muestra de ecosistema que nos dan los servicios que debemos mantener, es lo que tenemos en el banco asegurado. Pero fuera de las áreas protegidas también hay que conservar. Los manglares, por ejemplo, son nuestra primera frontera para evitar pérdidas en términos de infraestructura y de servicios cuando vienen tormentas y ciclones. No es gratuito que los manglares existan en zonas donde llegan este tipo de eventos”.

Morales dice que los manglares son una especie de vivero o maternal donde se reproducen muchísimas especies (peces e invertebrados) que luego consumimos en la pesquería y en diferentes actividades económicas.



“Si nosotros queremos seguir siendo un país competitivo, que vende sol y playa, los manglares son parte de un ecosistema que garantiza que podamos tener arena blanca y playas prístinas. Uno solo ve los arboles, los mangles; pero hay caños y ríos que circulan que salen a la playa, al arrecife que me genera mi arena blanca y la laguna donde puedo bañarme sin tener todo el oleaje. Cuando yo cierro esos caños, esos ríos que están dentro del manglar, yo mato esa circulación y mato ese equilibrio, mato el abastecimiento de arena blanca y entonces no se trata solamente del mangle como tal, sino de esa dinámica que hay entre el manglar, la playa, la laguna y el arrecife. Es una cosa importante”.

IMPORTANCIA DE LOS POLINIZADORES
También, fuera de las áreas protegidas y muy asociado a las áreas económicas, Morales pone en relieve el gran aporte de los polinizadores.
El año pasado, un análisis sobre los grandes problemas ambientales realizado por una red de científicos a nivel mundial puso de manifiesto la reducción de los polinizadores como las abejas, mariposas, escarabajos y murciélagos.

“Ese informe puso en evidencia algo que se venía sabiendo: que estamos en una crisis (se habla del sexto periodo de extinción global) y que hay una pérdida de polinizadores a unos niveles que amenaza en estos momentos la seguridad alimentaria y la producción agrícola”, explica.


Debido a la falta de información con rigor científico en regiones como el Caribe, el año pasado se comenzó a recopilar información al respecto. En septiembre del 2018, República Dominicana fue sede del Primer Triálogo Regional de BES-Net del PNUD  sobre polinizadores, seguridad alimentaria y resiliencia climática de el Caribe.

Participaron siete países que buscaban “entender qué pasaba con el problema de los polinizadores”.

“Hubo alertas importantes. Se hizo un plan de acción y entre las conclusiones salió a relucir que hay que producir agricultura, claro que sí, pero con modos que nos ayuden a cuidar esa parte de la gallina de los huevos de oro, esa base de recursos naturales que me permite una mejor producción agrícola. Por ejemplo, estuvimos en San Cristóbal, uno de los sitios más importantes en términos de producción de aguacates, donde hay muchas fincas certificadas que además del bosque de aguacate tienen otros frutales, un sistema agroforestal. Ellos verificaron que, con algunas variedades, la cantidad de frutos que se cosechaba era mucho mayor si había abejas, y eso derivó en otra producción económica: la apicultura”.

La falta de polinizadores, sostiene Morales, incide en las pérdidas económicas porque no hay producción suficiente.




“Estos son ejemplos de cómo cuidar la gallina de los huevos de oro fuera de las áreas protegidas. Lo importante es cómo conservamos en las zonas costeras los manglares, porque eso tiene un impacto directo en el turismo y en la protección ante fenómenos extremos; y por otro lado, la agricultura, con el trabajo de los polinizadores”.

Concluye María Eugenia diciendo: “Tenemos recursos finitos, no tenemos un país b para irnos. Somos muchas personas en este territorio y tenemos un desarrollo económico con proyecciones a seguir creciendo. Ahora, con la realidad de que no hay país b y no tenemos una superficie como por ejemplo la de Brasil o México, toca pensar cómo continuamos el crecimiento económico del turismo y las distintas actividades productivas, cómo las pienso para seguir disponiendo de esa materia prima, de esos recursos, asegurando condiciones de vida a toda mi población. Y ahí llegamos al ordenamiento territorial, a la conciencia de los límites y a las decisiones estratégicas que hay que tomar para que esa ganancia sea perdurable: qué modelo de desarrollo voy a elegir. Ya sabemos, si miramos nuestra huella ecológica, que estamos consumiendo más de lo que tenemos. No es una discusión de futuro, es una discusión de hoy”.


DE INTERÉS

¿Qué hace un polinizador? María Eugenia lo explica: “Las abejas, las mariposas, los  mismos colibríes, van de flor en flor, alimentándose. Al estar en la flor, en las patas o en algunas partes de su cuerpo se les quedan pegados granos de polen, que son las células sexuales. Al ir a otra flor dejan esos granos de polen y al fertilizarse una flor lo que resulta es un fruto”. 


Huella ecológica dominicana: “Estamos usando una tarjeta de crédito sin tener con qué pagar” (Encuentro Verde, 1 de 2 )


Más en Vida Verde