Listin Diario Logo
28 de enero 2020, actualizado a las 09:02 PM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Vida Verde jueves, 21 de marzo de 2019

Compromiso

Una academia de ciencias preocupada por el medioambiente

  • Una academia de ciencias preocupada por el medioambiente
  • Una academia de ciencias preocupada por el medioambiente
  • Una academia de ciencias preocupada por el medioambiente
Saiury Calcaño
saiury.calcano@listindiario.com
Santo Domingo

La conservación de los Recursos Naturales no es una preocupación de pocos, hay instituciones y empresas que han incluido en sus agendas de trabajo el tema como prioritario.

La Academia de Ciencias de la República Dominicana (ACRD) es una institución que tiene como misión el conocimiento, promoción, la investigación y la difusión de la ciencia y la tecnología en el país.

Fue fundada el 20 de diciembre de 1974, por un grupo de intelectuales preocupados por la ciencia.

Expertos en diversas áreas del saber, que desde casi medio siglo han sido veladores del bienestar de los dominicanos.

Su presidente, Luis Scheker Ortíz, enfatiza que la misión primordial de la entidad es la preservación de los derechos fundamentales de la persona, los cuales están consagrados en la Constitución de la República. “Si no preservamos los derechos humanos fundamentales no habrá nunca ni paz, ni justicia, ni progreso como nación”.  A seguidas agrega: “La dignidad del ser humano es sagrada, innata e inviolable. Su respeto y protección constituyen una responsabilidad esencial de los poderes públicos”.

Cuando se atenta contra los recursos naturales, el medioambiente,  la salud, la educación y otros derechos sociales, económicos o culturales, es decir, cuando se viola de una u otra forma el mandato  Constitucional,  es deber de todo  ciudadano, y más de una institución de carácter científico y humanitaria como la Academia de Ciencias, indagar y advertir los excesos y deficiencias y procurar su regulación, de eso se ocupan las 11 comisiones de trabajo, que vienen siendo el soporte científico y tecnológico de la ACRD.

Preservación
Los primeros artículos de la Constitución muestra su preocupación e interés por la preservación y defensa de los recursos naturales, y principalmente de los recursos hídricos, el agua, que es vital para la sobrevivencia de todas las especies.  Por ello esa comisión, particularmente, lleva una carga pesada una gran responsabilidad que comparte con los ambientalistas.

“Normalmente trabajamos en equipo con los ambientalistas, que sin tener ningún otro interés que no sea un verdadero compromiso asumido espontáneamente por una causa justa, que podemos juzgar patriótica, como lo hacen otra instituciones de carácter privado, no ajena a la necesidad de mejorar las condiciones de vida del campesino, como también la preservación y aprovechamiento de nuestros recursos naturales”, sostiene Scheker, quien es abogado y miembro activo de la sociedad civil.

Añade que es necesario crear una mayor conciencia a nivel nacional de la importancia de las áreas protegidas y de los recursos naturales, que son recursos que el Estado debe administrar de manera celosa, anteponiendo el interés de la nación por encima de cualquier otro interés empresarial o particular que pudiera interferir con la explotación, preservación y mejor uso de esos recursos.

“Normalmente esa no ha sido la práctica de sucesivos gobiernos, que no se han preocupado lo suficiente para prevenir o restablecer el daño causado, lo que llamamos el pasivo ambiental, la biodiversidad, el cambio climático, que hoy constituye una de las mayores preocupaciones a nivel mundial. No se quiere decir que no han logrado ciertos avances, pero se necesita enfrentar con decisión y con políticas públicas del Estado más efectivas, que prevengan y mitiguen tales carencias, en procura de un país más equilibrado y desarrollado”.

“La Academia de Ciencias de República Dominicana ha hecho un aporte al conocimiento y defensa del patrimonio natural dominicano por medio de su Comisión de Ciencias Naturales y Medio Ambiente, en la que expertos invierten su tiempo por una obligación cívica ciudadana, que compartimos todos los que nos llamamos defensores de los recursos naturales”, expresa con convencimiento Yvonne Arias, directora ejecutiva del Grupo Jaragua y coordinadora del Encuentro Verde.

Juan Antonio González, miembro directivo y de la Comisión Medioambiental de la ACRD, señala que los principales problemas que el país confronta son: el concepto de desarrollo sostenible que no se aplica, los suelos dominicanos las cuencas de los ríos, cada  vez más erosionados por las malas prácticas,  la explotación agrícola en áreas  protegidas; no eliminación de los residuos sólidos, la falta de prevención y medidas efectivas teniendo en cuenta  la fragilidad de la ubicación geográfica dominicana, situada en el curso de las temporadas de huracanes y ciclones.

Eladia Gesto, coordinadora de Proyectos de Conservación de la Fundación Propagas, expresa rotundamente: “Cuando los ambientalistas nos pronunciamos acerca de una situación específica no es porque nos da la gana, es porque lo que está en juego es nuestra Constitución. Nos indigna que los representantes públicos vayan en contra de nuestra normativa. Eso no lo podemos permitir”.

Posición ante sequía
El consumo humano de agua tiene prioridad en la Constitución. “Estamos en el peor tiempo de sequía, nunca el país se había visto en una situación similar. La sequía es la privación de agua que llega por falta de lluvia, pero también por falta de presas y represas que luego de construidas se abandonan. Volviendo a la minería de cielo abierto o subterráneo, el agua que se necesita y consume hay que preservarla. Hoy se dispone de una tecnología avanzada que procura esa finalidad. Pero no hay suficiente garantía. Conste que no somos enemigos de la minería, pero somos más amigos del medioambiente y de nuestras riquezas patrimoniales”.

Mientras que González enfatiza: “Los recursos hídricos son nuestro mayor tesoro y tenemos que ponerle atención. Más del 90% de los ríos dominicanos están contaminados, un ejemplo lamentable es el río Yaque del Norte”.

Posición
Miembros de la Academia están de acuerdo en que no es difícil saber administrar los recursos naturales, los fondos públicos y los bienes nacionales, bastaría tan solo que cada acción o medida tomada se ajuste al mandato constitucional y a las leyes vigentes, que como diría Juan Pablo Duarte, para ser respetadas deben ser justas, lo primero.

Opinión
“Sin ciencia ni filosofía no hay progreso” diría en su oportunidad el expresidente de Uruguay, José Mujica. Y ese concepto es plenamente compartido por nuestra Academia, apunta Scheker.  

 Leyes para la conservación Premios soberano se presentan este martes 19 de marzo en el teatro nacional y serán transmitidos por Telemicro, canal 5 11 comisiones de trabajo forman el soporte científico y tecnológico de la ACRD. 


Más en Vida Verde