Listin Diario Logo
19 de julio 2019, actualizado a las 02:08 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Tecnología miércoles, 17 de abril de 2019

Ciencia

Señales de un raro mineral 'fantasma' en cráteres de impacto

  • Señales de un raro mineral 'fantasma' en cráteres de impacto

    Foto EP

EP
Madrid

Señales 'fantasma' de un misterioso nuevo mineral han sido documentados en dos antiguos cráteres de impacto de meteoritos.

El nuevo estudio, publicado en la revista Geology, es el primero en documentar la evidencia de una nueva forma del mineral monazita, que solo existe en la Tierra, durante las inmensas presiones ejercidas por los impactos de meteoritos.

El profesor asociado Nick Timms, coautor del estudio y del Centro de Ciencia y Tecnología Espacial de la Universidad de Curtin, dijo que el equipo de investigación internacional hizo su descubrimiento al observar pequeños fragmentos de roca de cráteres de impacto en Alemania y Canadá utilizando un microscopio electrónico de alta potencia.

"Encontramos evidencia microscópica de que la monazita, un fosfato de elementos de tierras raras, se transformó en otra estructura cristalina a alta presión de una onda de choque, similar a cómo el grafito puede convertirse en diamante bajo presión", dijo el profesor Timms.

"Sin embargo, el mineral volvió a su estructura cristalina original en lugar de mantener esta nueva forma estructural, y aunque el nuevo mineral solo existió por fracciones de segundo cuando la onda de choque pasó a través de la Tierra cerca del punto cero, dejó pistas cristalográficas únicas para su existencia.

"Estamos a punto de descubrir un nuevo mineral, pero hay un problema porque el mineral no es estable en la superficie de la Tierra y se transforma fácilmente de nuevo en monazita. Por lo tanto, lo que realmente solo hemos visto, y probablemente solo veremos, es algo 'fantasma'".

La evidencia del nuevo mineral se encontró en dos cráteres de impacto de meteoritos antiguos, el Cráter Ries en Alemania y la estructura de impacto Haughton en el Canadá ártico, pero hasta que el escurridizo mineral sea encontrado preservado en las rocas, los científicos no pueden darle un nombre propio.


Más en Tecnología