Santo Domingo 30°C/31°C scattered clouds

Suscribete

República Dominicana, uno de los destinos favoritos de Henry Kissinger

Henry Kissinger, también ganador del premio Nobel de la Paz (1973), fue invitado el 25 de diciembre de 1986 por Oscar de la Renta para celebrar las fiestas decembrinas en República Dominicana

Fue el único político en la historia de Estados Unidos que ocupó a la vez los cargos de secretario de Estado y asesor de Seguridad Nacional.

Fue el único político en la historia de Estados Unidos que ocupó a la vez los cargos de secretario de Estado y asesor de Seguridad Nacional.FUENTE EXTERNA

La primera de sus muchas visitas a República Dominicana fue en 1976. Henry Kissinger, el exsecretario de Estado Unidos, hizo vida política y de amistad en Quisqueya. En varias ocasiones eligió este pedazo de la isla para celebrar la Navidad junto al diseñador de moda Oscar de la Renta, quien lo invitaba a su villa en La Romana y a Punta Cana, donde compartían junto a familiares y otras personalidades del país.

Kissinger, también ganador del premio Nobel de la Paz (1973), fue invitado el 25 de diciembre de 1986 por Oscar de la Renta para celebrar las fiestas decembrinas en República Dominicana. Durante esos días el modisto criollo ofreció un almuerzo en honor al exdiplomático, al que asistió el expresidente Salvador Jorge Blanco. 

Esta figura de la política mundial mantuvo siempre un interés por República Dominicana, lo que justifica las reiteradas visitas realizadas en el gobierno del doctor Joaquín Balaguer.

Visitas políticas de Henry Kissinger a República Dominicana 

Su primera vez en el país fue en junio de 1976, siendo además el día que conoció al presidente de ese momento, Joaquín Balaguer. Este viaje surgió como iniciativa del ex secretario, quien llevaba a cabo una gira por toda América Latina y le interesaba conocer en profundidad los motivos que indicaban el desinterés expresado en ese momento por los dirigentes políticos dominicanos por la actitud que mostraba el mandatario.

En esa ocasión, según el desaparecido periódico Última Hora, Balaguer consideró la presencia de Kissinger en el país como "un viaje de buena voluntad, cuyo único móvil consiste en la reafirmación de los tradicionales vínculos de amistad". 

El estadounidense recorrió algunos monumentos históricos de Santo Domingo y se detuvo por unos  minutos en la Catedral Primada de América, en compañía del entonces canciller dominicano Ramón Emilio Jiménez, y otros funcionarios  norteamericanos y dominicanos.

En esa visita a suelo dominicano, el doctor Kissinger también entregó a Balaguer tres campanas centenarias propiedad de República Dominicana, y que se encontraban expuestas en un museo de Chicago, Estados Unidos. 

En diciembre de 1986, siendo Balaguer nuevamente presidente, Kissinger se reunión con él en el Palacio Nacional por 20 minutos. La finalidad de su visita fue popularmente conocida como “he venido a  renovar una vieja amistad con Balaguer”.  Así como también para percatarse del progreso y avance de la democracia que iba teniendo la nación. 

Sin embargo, otra versión sobre el presunto verdadero motivo de su visita no se hizo esperar. El desaparecido diario El Sol publicó que Kissinger "vino a la República Dominicana a mediar ante el presidente Balaguer para evitar que Salvador Jorge Blanco respondiera ante los tribunales sobre las acusaciones de prevaricación" por la que fue sometido a la justicia.

El mismo Henry Kissinger, dijo el diario, de manera diplomática evadió responder preguntas que sobre el particular le hicieran los periodistas que cubren el Palacio Nacional.

Otra fecha de los 80 en la que Kissinger estuvo en República Dominicana fue en 1988, para las celebraciones de Navidad como ya estaba acostumbrado. La Romana y Punta Cana, junto al diseñador Oscar de la Renta eran lugares seleccionados por el estadounidense para descansar. 

Para la gestión de Leonel Fernández, el 23 de julio 1996 se mostró dispuesto a "colaborar de manera desinteresada", sostuvo una conversación con él en Manhattan sobre política exterior y las futuras relaciones con Haití.

Deceso

El exsecretario de Estado estadounidense falleció el miércoles a los 100 años de edad en su hogar en Connecticut. 

El legendario y controvertido diplomático se había mantenido activo hasta el final, a pesar de su avanzada edad. El pasado julio visitó China, ya cumplidos los 100 años, para reunirse con el mandatario del país, Xi Jinping, y funcionarios de alto rango.

Su vida política y familiar 

Kissinger nació el 27 de mayo de 1923 en Fürth (Alemania), de una familia judía que llegó a Nueva York huyendo del nazismo, cuando este era aun adolescente. 

Recibió el premio Nobel de la Paz junto a su homólogo vietnamita Le Duc Thuo por sus negociaciones secretas para acabar con la guerra de Vietnam, y normalizó las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y China durante la presidencia de Richard Nixon (1969-1974), destaca la agencia EFE.

Otro aspecto por el que será recordado, según la agencia, es por su respaldo a dictaduras como las de Argentina entre 1976 y 1983 y Francisco Franco en España (terminado con la muerte del líder en 1975), su papel en la Operación Cóndor para reprimir a opositores latinoamericanos de izquierda o su apoyo al golpe de Estado contra Salvador Allende en Chile en 1973.

Kissinger ha sido la única persona en Estados Unidos que ha ocupado los cargos de secretario de Estado y asesor de Seguridad Nacional al mismo tiempo.