Santo Domingo 30°C/31°C scattered clouds

Suscribete

Decomisan 160 animales silvestres exóticos procedentes de EE.UU. que serían traficados

Entre los ejemplares figuran especies de reptiles, arañas, serpientes y tortugas cuyo valor en el mercado negro ronda los 60,000 dólares.

Esta fotografía sin fecha publicada por SERFOR muestra especies protegidas internacionalmente por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) después de ser confiscadas a un pasajero en el aeropuerto internacional de Lima en Lima.

Esta fotografía muestra especies protegidas internacionalmente por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora SilvestreAFP

Las autoridades peruanas incautaron en el aeropuerto internacional de Lima 160 animales silvestres exóticos que un pasajero proveniente de Miami pretendía ingresar ilegalmente para supuestamente traficar luego en Asia, informó este jueves el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor).

"Los animales se encontraban en deplorables condiciones dentro de frascos de medicamentos, cajas de plástico de herramientas y hasta envueltos con algodón dentro de sorbetes, distribuidos en cajas de zapatos en el interior de dos maletas (de cabina y de bodega)", indicó Serfor.

Entre los ejemplares figuran especies de reptiles, arañas, serpientes y tortugas cuyo valor en el mercado negro ronda los 60,000 dólares, de acuerdo con el organismo.

Cuatro ejemplares murieron por hacinamiento y falta de alimento; otros 29 fueron escondidos dentro de un envase de leche en polvo para niños.

También se hallaron 15 ejemplares de especies protegidas internacionalmente como el varano de sabana, el camaleón de Jackson y la tortuga mapa.

Según el Serfor, los animales estaban en poder de un ciudadano peruano-estadounidense y su destino final era Asia para su comercialización.

Los pequeños animales fueron llevados a un zoológico de Lima.

El tráfico ilegal de vida silvestre mueve alrededor de 20,000 millones de dólares en el mundo y es considerado uno de los cuatro delitos más lucrativos, de acuerdo a la Interpol.

Este comercio ilegal es una de las principales causas de la pérdida de la biodiversidad.