Santo Domingo 29°C/32°C scattered clouds

Suscribete

Cifra aumenta a más de 23,000 muertes en Turquía y Siria

Un socorrista atiende a una niña rescatada cuatro días después de un potente sismo, en Kahramanmaras, en el sur de Turquía, ayer 10 de febrero de 2023. ap

Un socorrista atiende a una niña rescatada cuatro días después de un potente sismo, en Kahramanmaras, en el sur de Turquía, ayer 10 de febrero de 2023. ap

Los equipos de rescate salvaron ayer viernes a varios niños entre los escombros dejados por el masivo terremoto que golpeó el lunes Siria y Turquía, uno de los más mortíferos de la región, con más de 23,000 muertos. La ayuda humanitaria empezó a llegar a Turquía pero el acceso a Siria, en guerra y con su régimen sancionado por la comunidad internacional, es mucho más complicado.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk, exigió “un alto el fuego inmediato” en ese país para facilitar el suministro de ayuda.

La ONU solo puede enviar ayuda a las zonas rebeldes del noroeste a través del cruce de Bab al Hawa en la frontera con Turquía.

Según la organización, las carreteras por ese paso están en muy mal estado, y esto complica el suministro de ayuda, pese a que la guerra destruyó hospitales y causó problemas en el suministro de electricidad y agua.

La diplomacia turca afirma que está trabajando para abrir otros dos puntos de paso “con las regiones bajo el control del gobierno” sirio, “por razones humanitarias”.

El gobierno sirio anunció que autorizará el suministro de ayuda internacional a zonas controladas por los rebeldes, con la “supervisión” del Comité Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja siria.