Listin Diario Logo
28 de junio 2022, actualizado a las 12:25 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales jueves, 24 de marzo de 2022

El calentamiento global está haciendo los océanos más ruidosos

  • El calentamiento global está haciendo los océanos más ruidosos

    EP

EP
Madrid, España

El cambio climático alterará significativamente la forma en que el sonido viaja bajo el agua, lo que podría afectar los paisajes sonoros naturales y acentuar el ruido generado por el hombre.

Según un nuevo estudio global que identificó futuros "puntos críticos acústicos" en los océanos, estos cambios en los paisajes sonoros del océano podrían afectar las actividades esenciales de la vida marina.

En aguas más cálidas, las ondas de sonido se propagan más rápido y duran más antes de desaparecer.

"Calculamos los efectos de la temperatura, la profundidad y la salinidad en función de los datos públicos para modelar el paisaje sonoro del futuro", dijo en un comunicado Alice Affatati, investigadora de bioacústica en la Universidad Memorial de Terranova y Labrador en St. John's, Canadá, y autora principal de el nuevo estudio, publicado en Earth's Future. Es la primera estimación a escala mundial de la velocidad del sonido del océano vinculada al clima futuro.

Dos puntos críticos, en el Mar de Groenlandia y un parche del Océano Atlántico noroccidental al este de Terranova, pueden esperar el mayor cambio a profundidades de 50 y 500 metros, proyecta el nuevo estudio. Es probable que la velocidad promedio del sonido aumente en más del 1,5 %, o aproximadamente 25 metros por segundo estas aguas desde la superficie hasta profundidades de 500 metros, para fines de siglo, dadas las continuas altas emisiones de gases de efecto invernadero.

"El mayor impacto se espera en el Ártico, donde ya sabemos que ahora hay una amplificación de los efectos del cambio climático. No todo el Ártico, sino una parte específica donde todos los factores juegan juntos para dar una señal que, según las predicciones del modelo, supera la incertidumbre del propio modelo", dijo el autor Stefano Salon, investigador del Instituto Nacional de Oceanografía y Geofísica Aplicada en Trieste, Italia.

El paisaje sonoro del océano es una cacofonía de vibraciones producidas por organismos vivos, fenómenos naturales como olas y hielo que se rompe, tráfico de barcos y extracción de recursos. La velocidad del sonido a 50 metros de profundidad varía de 1.450 metros por segundo en las regiones polares a 1.520 metros por segundo en aguas ecuatoriales.

Muchos animales marinos utilizan el sonido para comunicarse entre sí y navegar por su mundo submarino. Cambiar la velocidad del sonido puede afectar su capacidad para alimentarse, luchar, encontrar pareja, evitar a los depredadores y migrar, dijeron los autores.

Cambiando los paisajes sonoros

Además de los puntos críticos notables alrededor de Groenlandia y en el océano Atlántico noroccidental, el nuevo estudio encontró un aumento del 1 % en la velocidad del sonido, más de 15 metros por segundo, a 50 metros en el mar de Barents, el noroeste del Pacífico y el océano Austral (entre 0 y 70 grados Este), y a 500 metros en el Océano Ártico, Golfo de México y el sur del Mar Caribe.

La temperatura, la presión con el aumento de la profundidad y la salinidad afectan la rapidez y la distancia que viaja el sonido en el agua. En el nuevo estudio, los investigadores se centraron en los puntos críticos donde la señal climática se destacaba claramente de la incertidumbre del modelo y era mayor que la variabilidad estacional.

El nuevo estudio también modeló las vocalizaciones comunes, bajo las condiciones futuras proyectadas, de la ballena franca del Atlántico norte, una especie en peligro crítico de extinción que habita en ambos puntos críticos acústicos del Atlántico norte. Es probable que la "llamada ascendente" típica de las ballenas a 50 hertzios se propague más lejos en un futuro océano más cálido, encontraron los investigadores.

"Elegimos hablar sobre una especie de megafauna, pero muchos niveles tróficos en el océano se ven afectados por el paisaje sonoro o usan el sonido", dijo Affatati. "Todos estos puntos calientes son lugares de gran biodiversidad".

El trabajo futuro combinará el paisaje sonoro global con otros mapas de impactos antropogénicos en los océanos para identificar áreas de factores estresantes combinados o dirigir la investigación observacional necesaria.

"Con problemas complicados como el cambio climático, combinar diferentes enfoques es el camino a seguir", dijo la autora Chiara Scaini, ingeniera ambiental del Instituto Nacional de Oceanografía y Geofísica Aplicada.