Listin Diario Logo
25 de junio 2022, actualizado a las 12:21 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales martes, 22 de marzo de 2022

La guerra de Ucrania recrudece la crisis alimentaria en Haití, dice la ONU

  • La guerra de Ucrania recrudece la crisis alimentaria en Haití, dice la ONU
EFE
Ginebra

La inflación favorecida por la guerra de Ucrania, el impacto del cambio climático, la violencia urbana y la crisis económica han agravado la situación alimentaria en Haití, donde el 45 % de la población pasa hambre, informó hoy el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

"Según los datos de nuestro último informe, 4,5 millones de haitianos (45 % de la población total) están en situación de inseguridad alimentaria, de los cuales, 1,5 millones necesitan ayuda urgente", indicó en una videoconferencia el representante del PMA en Haití, Pierre Honnorat.

Honnorat advirtió de los efectos "devastadores" de la guerra de Ucrania para Haití, un país que ya estaba afectado por la alta inflación y que es muy dependiente de las importaciones, sobre todo del trigo ruso y canadiense.

"El setenta por ciento de los productos del mercado son importados, entre ellos productos básicos como el arroz, importando en su 80%", señaló el experto del PMA quien subrayó que el precio del pan ya se ha multiplicado por cinco en los últimos dos años.

La crisis económica del país, caracterizada por una devaluación del gourde haitiano frente al dólar estadounidense, ha disparado los precios provocando una pérdida de poder adquisitivo significativa por parte del pueblo haitiano.

La situación en el país ha provocado una escalada de violencia en las calles y olas migratorias masivas hacia Miami, que se encuentra a dos horas de distancia.

Haití también fue golpeado el pasado agosto por un terremoto en el sur del país que dejó a un millón de personas en situación de inseguridad alimentaria y por fuertes inundaciones en el norte, que provocaron alrededor de 3.500 desplazados.

El PMA pidió una respuesta coordinada en Haití y cifró en 51,3 millones de dólares los fondos necesarios para prestar asistencia humanitaria.