Listin Diario Logo
19 de mayo 2022, actualizado a las 02:18 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales jueves, 16 de diciembre de 2021

Grandes olas de calor concurrentes se multiplican por siete en 30 años

  • Grandes olas de calor concurrentes se multiplican por siete en 30 años

    Foto de archivo

EP
Madrid, España

Varias grandes olas de calor, abarcando zonas del tamaño de Mongolia, ocurrieron de forma simultánea durante las estaciones cálidas de la década de 2010 en todo el hemisferio norte.

Utilizando datos climáticos de 1979 a 2019, los investigadores de la Universidad de Washington State encontraron que la cantidad de olas de calor que ocurren simultáneamente en las latitudes medias y altas del hemisferio norte fue siete veces mayor en la década de 2010 que en la década de 1980. En promedio, hubo olas de calor concurrentes en 143 días cada año de la década de 2010, casi todos los días de los 153 días de los meses cálidos de mayo a septiembre.

Según el estudio publicado en Journal of Climate, los eventos de calor concurrentes también se hicieron más calientes y más grandes: su intensidad aumentó en un 17% y su extensión geográfica aumentó en un 46%.

"Más de una ola de calor que ocurre al mismo tiempo a menudo tiene peores impactos sociales que un solo evento", dijo Cassandra Rogers, investigadora postdoctoral de WSU y autora principal del estudio en Journal of Climate. "Si ciertas regiones dependen unas de otras, por ejemplo, para la agricultura o el comercio, y ambas están sufriendo tensiones al mismo tiempo, es posible que no puedan responder a ambos eventos".

Las olas de calor pueden causar desastres desde malas cosechas hasta incendios forestales. Las olas de calor concurrentes pueden multiplicar esas amenazas, señalaron los autores, agotando la capacidad de los países para brindar ayuda mutua en las crisis, como se vio durante los múltiples incendios forestales en los EE.UU., Canadá y Australia asociados con las olas de calor de 2019 y 2020. Un estudio anterior también encontró que las olas de calor concurrentes causaron una caída de alrededor del 4% en la producción mundial de cultivos.

Este estudio definió las grandes olas de calor como eventos de alta temperatura que duran tres días o más y cubren al menos 1.6 millones de kilómetros cuadrados (aproximadamente 620,000 millas, que es aproximadamente equivalente al tamaño de Mongolia o Irán.

Los investigadores analizaron los datos ERA5 producidos por el Centro Europeo de Pronósticos Meteorológicos a Medio Plazo, que combina grandes cantidades de datos de observación de estaciones meteorológicas en tierra, boyas de agua y aviones, así como datos de satélites con modelos de pronóstico del tiempo. ERA5 proporciona estimaciones globales completas de datos por hora para varias variables climáticas desde 1979, cuando los datos satelitales estuvieron disponibles, razón por la cual el estudio se centró en este período de tiempo.

Usando estos datos de observación, los investigadores encontraron que el principal impulsor de las olas de calor fue el aumento general de la temperatura media global debido al cambio climático. El mundo se ha calentado 1 grado Celsius durante el último siglo y la gran mayoría del aumento, dos tercios, se produjo desde 1975. Los investigadores también encontraron que el aumento de la ocurrencia de dos patrones de circulación en todo el hemisferio hizo áreas particulares más vulnerable a las olas de calor concurrentes, incluido el este de América del Norte, el este y el norte de Europa, el este de Asia y el este de Siberia.

El estudio agrega más evidencia de la necesidad de frenar las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigar el cambio climático, dijeron los investigadores, y el aumento continuo de la temperatura significa que el mundo debería prepararse para más olas de calor simultáneas.

"Como sociedad, actualmente no estamos adaptados a los tipos de eventos climáticos que estamos experimentando en este momento", dijo la coautora Deepti Singh, profesora asociada de WSU en la Escuela de Medio Ambiente.

"Es importante comprender cómo podemos reducir nuestra vulnerabilidad y adaptar nuestros sistemas para ser más resistentes a este tipo de eventos de calor que tienen impactos sociales en cascada", concluyó.