Listin Diario Logo
03 de diciembre 2021, actualizado a las 08:51 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales lunes, 18 de octubre de 2021

España lleva a debate la regularización del cannabis

ESPAÑA ES EL TERCER PAÍS DE EUROPA CON MAYOR CONSUMO DE CANNABIS, POR DETRÁS DE PORTUGAL Y LUXEMBURGO

  • España lleva a debate la regularización del cannabis

    Foto de archivo del Listín Diario.

Macarena Soto/EFE
Madrid, España

España reabre esta semana el debate sobre la regularización del cannabis, una cuestión que viene de lejos y que cobra de nuevo actualidad con la llegada al Congreso de las iniciativas parlamentarias de tres partidos de izquierdas que aspiran a alcanzar consensos para establecer un marco normativo "coherente con la realidad social".

España es el tercer país de Europa con mayor consumo de cannabis, por detrás de Portugal y Luxemburgo, según el Observatorio Europeo de Toxicomanía, mientras que la encuesta EDADES 19/20 del Plan Nacional sobre Drogas (PNSD) indica que es la sustancia con mayor prevalencia de consumo en el país entre los 15 y los 64 años.

Mañana martes se decidirá si se admite a trámite el primero de los tres anteproyectos de ley presentados por las formaciones Más País, Esquerra Republicana de Cataluña y Unidas Podemos, socio de Gobierno del partido socialista, que puede tener en su mano llevar estas iniciativas al debate parlamentario.

En caso de admisión, se abrirá la puerta al diálogo en el Parlamento, donde hasta el momento el tema no ha avanzado por oposición de partidos mayoritarios.

Los argumentos de las formaciones defensoras de las propuestas residen en el fácil acceso a la sustancia y en el riesgo que se da al ser las mafias las que venden el producto; por ello solicitan que el Estado comience a regular la fabricación y el consumo e incorpore los posibles impuestos que se derivarían a las arcas públicas.

Consumo en España

Según el sondeo realizado por EDADES, un 37,5 % de los encuestados reconoce haber consumido cannabis en alguna ocasión (2,3 puntos más que en 2013); la edad media de inicio es de 18,5 años; y un 2,9 % (unos 3,2 millones de ciudadanos) lo ha usado diariamente en el último mes, una proporción ligeramente superior a las anteriores encuestas.

Un 1,2 % de los encuestados manifiesta que probaría el hachís o la marihuana si fuera legal, mientras que en 2017 este porcentaje era del 2,4 %.

Además, la encuesta sobre el Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España (ESTUDES), del Proyecto Hombre, revela que un 68,1 % de los estudiantes de 14 a 17 años opina que es muy fácil o fácil obtener cannabis.

Un porro en el centro de madrid y un cultivo en el monte

El barrio madrileño de Lavapiés, a solo cinco minutos caminando de la céntrica Puerta del Sol, es uno de los puntos de venta en los que se puede conseguir marihuana, y otras drogas, a precios bajos.

"Por diez euros puedes pillar casi dos gramos, que te da para cinco o seis porros", cuenta a EFE Aina, vecina del barrio y consumidora habitual de esta sustancia, quien defiende su regulación y asegura que adquirirlo en el mercado negro "a plena luz del día" es "tan fácil como comprar algo legal".

Por su parte, Rafael cultiva para consumir, recoge anualmente una cosecha de cerca de un kilo de cannabis, de los que se fuma o come (en productos de repostería) entre 600 y 800 gramos a lo largo del año.

"Planto en la finca de mis padres y también algunas en el monte o en sitios donde me dan permiso, claro que teniendo la marihuana por ahí escondida o dependiendo de casa de tus padres siempre te da respeto saber que si te pillan te pueden meter una buena multa", asegura.

Cuidar la calidad y aprovechar los réditos económicos

Este productor explica que su consumo supondría gastar en el mercado negro unos 5.000 euros al año y que produciendo por sí mismo, además de ahorrarse esa cantidad, se asegura una calidad que no conseguirá de mano de las mafias.

"Cuando tú plantas, eliges qué fumar, la calidad depende de tu capacidad y lo que quieras mimar y proteger esas plantas", asume antes de defender una posible legalización: "es importante que el Estado gestione, más allá de los cultivos privados, es una cantidad de dinero que bien utilizada puede ayudar a hacer las cosas mejor".

En esa línea se expresa Hugo Madera, portavoz del Observatorio Europeo de Consumo y Cultivo del Cannabis, quien pide un modelo "bien regulado con el máximo de vías posibles de acceso": "donde esté la gran industria farmacéutica, pero también se den licencias para pymes, cooperativas, autocultivo individual y colectivo".

Madera considera "positivo" que la regularización del cannabis pueda debatirse en el Parlamento español, pero denuncia que al mismo tiempo "se esté viviendo el peor momento de represión hacia el sector".